Córdoba

Una obra hecha desde el sentimiento en Córdoba

 «Una obra hecha desde el sentimiento, con la Paciencia de la espera de un corazón roto que aguarda la Paz serena de un abrazo ya olvidado y deseado». El artista sevillano César Ramírez resume así el trasfondo del cartel que ha diseñado para la Semana Santa 2021 de la cofradía de la Paz y Esperanza de Córdoba, presentado este domingo en Capuchinos.

Bajo el título «Los abrazos perdidos», es un óleo sobre lienzo de 100 por 65 centímetros en el que Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia aparece sobre un padre y un hijo que se están abrazando. En el rostro del hijo, toda la angustia pasada durante un año de pandemia. El blanco de la túnica del Señor se conjunta con el azul de las figuras abrazadas.

«Las manos de un hijo se aferran fuertemente a un padre ya vencido por el tiempo y vidas perdidas, pero no vencido en su fe y que dirige su mirada a Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia en un diálogo oculto», ilustra Ramírez. Las letras en cascada acentúan el dinamismo del mundo virtual que refleja (#HumildadyPaciencia y @HdadPazCórdoba2021). Los puntos de luz vibrante caen desde la paz de las potencias y «bendicen un abrazo inmaculado y eterno», según el autor.

Cambio de esquema

En declaraciones a ABC, Ramírez reconoce que «cuando me lo designaron hace ya tiempo, no me imaginaba que íbamos a encontrarnos en esta situación, así que he tenido que cambiar totalmente el esquema de lo que yo suelo representar en cartelería».

César Ramírez ya firmó el cartel de la Semana Santa de Córdoba en 2018 y de la exposición «Por tu cruz redimiste al mundo», de septiembre de 2019, así como la obra anunciadora de la Semana Santa de Sevilla en 2016.

Ramírez no para de estar de actualidad, pues acaba de coordinar una creación también vinculada con la devoción y la pandemia que ha tenido una gran repercusión. El viernes 22 de enero vio inaugurar un mural alusivo a la Virgen de la Esperanza Macarena, en el Hospital del mismo nombre en Sevilla en la sala de espera de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

La obra, de siete metros de largo por dos de ancho, integra siete pinturas con el rostro de la Macarena firmadas por el propio Ramírez y por otros seis artistas sevillanos: Nuria Barrera, José Tomás Pérez Indiano, José Cerezal, Javier Jiménez Sánchez-Dalp, Pepillo Gutiérrez Aragón e Irene Dorado.

En la función solemne con que ha terminado el triduo en honor de María Santísima de la Paz y Esperanza se ha hecho entrega además de la donación de un juego de puñetas de lamé francés del siglo XIX, que pasarán a formar parte del ajuar de la Virgen.

abc

Deja un comentario