España

2021: el año de la reforma de la Iglesia

En 2015, cuando se cumplió el segundo aniversario de su elección como Papa, Jorge Mario Bergoglio aseguró que su pontificado iba a ser «breve» y durar solo «cuatro o cinco años». Esos eran sus planes iniciales, pero su proyecto de reformar la Iglesia católica le está llevando más tiempo del previsto, hasta el punto de que el próximo 13 de marzo serán ya ocho los años pasados desde que fue proclamado obispo de Roma con el nombre de Francisco.

Después del ‘annus horribilis’ que ha supuesto el 2020 debido a la pandemia, que le ha privado tanto de sus viajes internacionales como de las multitudinarias celebraciones en el Vaticano, el Papa afronta 2021 con el deseo de que sea un año de resurgimiento y no solo de vuelta a la normalidad. Como se ha hartado de decir desde que se desató la crisis sanitaria y plasmó en su última encíclica, ‘Fratelli tutti’, publicada en octubre, este difícil período debe dar lugar a «una forma nueva de vida» marcada por la fraternidad y la solidaridad. La «peor reacción» que, a su juicio, podría tenerse una vez superada la pandemia gracias a las vacunas, sería el retorno del «egoísmo» y de la «fiebre consumista».

Este 2021 va a ser además un año importante en el proyecto de reforma de la Iglesia. El Pontífice quiere una comunidad cristiana más abierta y centrada en la misericordia, para lo que precisa de estructuras adecuadas. Es por ello que, desde que comenzó su pontificado, Bergoglio se embarcó en una reorganización de la Curia romana que culminará en los próximos meses con la aprobación de una nueva Constitución Apostólica, el texto que regula el funcionamiento de los dicasterios vaticanos.

Con el título provisional de ‘Praedicate Evangelium’, el documento sustituirá a la ‘Pastor Bonus’, proclamada por Juan Pablo II en 1988, y podría ser firmada por Francisco antes de Semana Santa. Lo adelantó en la revista ‘Vida Nueva’ el purpurado Marcello Semeraro, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos y, hasta octubre, secretario del Consejo de Cardenales, el organismo que elabora la nueva Constitución Apostólica. Ésta pretende, según Semeraro, «subrayar la dimensión misionera de la Iglesia, con una atención particular a la descentralización».

Este cardenal estima que hasta «un 70%» de los cambios que recoge ‘Praedicate Evangelium’ ya están en marcha. Entre ellos destaca la fusión de varios ‘ministerios’ vaticanos y la reorganización de los asuntos económicos para una mayor transparencia que evite los escándalos de los últimos años. El más sonado, la compra de un edificio en un lujoso barrio de Londres con fondos vaticanos. Aquella desastrosa operación, que dio lugar a un proceso judicial que podría culminar en los próximos meses, está detrás de la decisión del Papa de quitarle a la Secretaría de Estado la gestión de sus inversiones. El 1 de enero pasaron a depender de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica.

2021 será también el año en el que el Papa vuelva a viajar al extranjero, algo que no hace desde que en noviembre de 2019visitó Tailandia y Japón. Del 5 al 8 de marzo tiene previsto ir a Irak, con etapas en Bagdad, Erbil, Mosul, Qaraqosh y la llanura de Ur, un lugar ligado a la memoria de Abraham. Francisco conocerá así las zonas que estuvieron ocupadas por el grupo yi0hadista Estado Islámico, donde perviven comunidades cristianas desde los primeros tiempos de la historia de la Iglesia.

Diálogo interreligioso

Según indicó el cardenal Louis Raphael Sako, patriarca de la comunidad caldea, Begoglio podría además incluir una etapa en Nayaf, ciudad santa de los chiíes, para reunirse allí con el ayatolá Ali Al-Sistani y firmar con él el Documento sobre la Fraternidad Humana. Este texto, que marca un hito en el diálogo interreligioso, ya fue suscrito por Francisco en 2019 en Abu Dhabi junto al gran imán de Al-Azhar, Ahmad Al-Tayyeb, figura de referencia en el islam suní.

Además de otros posibles viajes a Sudán del Sur y Líbano, cuyos programas no se han concretado, 2021 va a estar marcado para el Papa por la celebración del Año de la Familia, convocado con motivo del quinto aniversario de la publicación de la exhortación apostólica ‘Amoris Laetitia’. Este evento comenzará el 19 de marzo y concluirá el 26 de junio de 2022 con el Encuentro Mundial de las Familias que tendrá lugar en Roma.

La Santa Sede se apresta a liberarse de la pandemia

El Vaticano podría ser el primer país del mundo libre de coronavirus. Este minúsculo Estado tiene previsto recibir este lunes 10.000 dosis de la vacuna elaborada por Pfizer contra la covid-19, que comenzará a suministrarse en los próximos días a unas 5.000 personas.

Serán inmunizados sus alrededor de 800 residentes, así como los trabajadores de la Santa Sede, sus familiares directos y los empleados ya jubilados. Varios cardenales de la Curia romana se han infectado del patógeno causante de la pandemia. Uno de ellos es el purpurado polaco Konrad Krajewski, limosnero apostólico, que recibió el 4 de enero el alta hospitalaria tras pasarse dos semanas ingresado.

diarioSur

Deja un comentario