Cádiz

Asi ha sido el Vía Crucis Oficial de Hermandades de Cádiz

La Catedral de Cádiz ha acogido este lunes el Vía Crucis Oficial de las hermandades gaditanas, un acto que se desarrollaba de forma diferente a años anteriores debido a la crisis del coronavirus. Con el Santísimo Cristo de la Piedad presidiendo el altar mayor de la Seo, no hubo en esta ocasión traslado público de la imagen hasta el primer templo de la ciudad ni tampoco recorrido de la misma por las naves de la Catedral durante la lectura de las estaciones del Vía Crucis.

En este 2021 el rezo de este piadoso acto se ha dedicado a las víctimas de la pandemia, a los enfermos, a los sanitarios y fuerzas de seguridad y todos los que desde el principio de esta dura crisis han estado en la primera línea de fuego. Así las cosas, con un aforo reducido dadas las circunstancias, los fieles han participado en el Vía Crucis desde sus asientos previamente asignados y cumpliendo las consiguientes medidas de seguridad.

Representantes de todas las hermandades gaditanas, así como autoridades religiosas, civiles y militares han participado en este acto en el que para la lectura de las estaciones, además de los representantes habituales del Secretariado Diocesano, el cabildo Catedral, el Consejo de Hermandades, el pregonero de la Semana Santa 2021 y el obispo de Cádiz, Rafael Zornoza Boy, se designaba a personas que desde distintos ámbitos han trabajado estos meses en la lucha contra la pandemia.

El espléndido crucificado de la cofradía del Martes Santo, que estaba desde el domingo dispuesto con solemnidad en el templo, recibía las plegarias de quienes han acudido a un Vía Crucis que comenzó, como estaba previsto, a las 18.30 horas.

El director espiritual del Consejo Local de hermandades, Jesús García Cornejo abría el rezo del Vía Crucis con la primera estación. Después intervinían Antonio Sánchez, pregonero de la juventud, Juan Manuel Padilla, superintendente de la Policía Local, Iván Roa, pregonero de la Semana Santa de 2021, Fernando Carmona, delegado de la Pastoral de Salud, José Blas Fernández, hermano de la cofradía de Piedad, Domingo Jarillo, Coronel del RACTA nº 4 , Rafael Guerrero, subdirector del Secretariado Diocesano, Juan Carlos Jurado, Presidente del Consejo, Juan Carlos Torrejón, hermano mayor de Piedad, el padre Miguel Ángel Gonzalez Díaz, capellán del Hospital Puerta del Mar, Pablo Manuel Durio, hermano mayor del Carmen y Ricardo Jiménez Merlo, deán de la Catedral. Cerraba con la lectura de la última estación el obispo de la diócesis, Rafael Zornoza, quien al final reflexionaba sobre la necesidad de seguir a Jesús. «Estamos llamados especialmente en este tiempo de pandemia a ser gente que reconoce a Jesús. Estamos llamados a ser cirineos».

La capilla musical San Pablo de Cádiz ha acompañado magistralmente este rezo penitencial que ha supuesto el primer acto conjunto de las hermandades gaditanas en esta Cuaresma.

lavozdigital

Deja un comentario