La sede de Cajasol en Plaza de San Francisco y la Iglesia de Los Terceros, en la calle Sol, acogen desde este jueves y hasta el próximo 14 de noviembre la doble exposición que se ha organizqado con motivo del año Jubilar Rocío. La primera de las muestras, que lleva por título «Jubilar Rocío – Historia de una devoción multisecular» se ha inaugurado al mediodía tras una ofrenda floral que se ha hecho a la Virgen del Rocío del Salvador, en un acto al que han asistido, entre otros, Antonio Pulido, presidente de la Fundación Cajasol; Santiago Padilla, presidente de la Hermandad Matriz del Rocío de Almonte; Francisco Vélez, presidente del Consejo de Cofradías de Sevilla; Joaquín Fernández Garro, alcalde de Umbrete -cuyo clásico cajón preside la entrada a Cajasaol-; o Antonio María Lebrero, comisario de la exposición.

Por su parte, la sede religiosa de la segunda muestra, «Pentecostés, Rocío en la Semana Santa», acogerá a partir de las 18:30 horas la misa de apertura, concelebrada por el arzobispo de Sevilla, monseñor José Ángel Saiz Meneses, y el obispo de Huelva, Santiago Gómez Sierra, y el posterior concierto inaugural.

La función religiosa será cantada por la Coral Polifónica de Valverde del Camino junto al Coro de la Hermandad del Rocío de Triana, con posterior actuación de la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla, que estrenará una partitura titulada ‘Rocío de Luz’ compuesta por el egabrense Antonio del Moral. Acompañando a las voces de la Coral Polifónica de Valverde del Camino participarán también diferentes artistas invitados como la soprano Ana TroncosoArgentinaJoana JiménezJosé Manuel Soto, el grupo Siempre Así, todo bajo la dirección musical del maestro Francisco Javier Gutiérrez Juan, director de la Banda Municipal de Sevilla.

El horario de la muestra en la sede de Cajasol (saca aquí tu entrada) será de lunes a domingo de 11:00 a 21:00 horas, mientras que en Los Terceros (saca aquí tu entrada) será de 11:00 a 13:30 y de 18:00 a 21:00 horas.

La muestra de Cajasol

Hay dos grandes variables que determinan la organización de esta exposición. La variable temporal, con la que se analiza la evolución del Rocío a lo largo de la Historia, desde su propio origen recorriendo los distintos hitos de la historia del Rocío. Y la otra es sentimental-estética y para ello se van a utilizar todos los recursos artísticos atesorados a lo largo de los siglos para plasmar las distintas caras de esta devoción.

Sala Velázquez. Rocío Madre de Dios

Todo empieza y acaba en Ella. En esta sala se muestran las piezas más representativas del ajuar textil y de joyería del Tesoro de la Santísima Virgen del Rocio.

Especial interés representa la muestra de la iconografía previa y la que estrena para su Coronación Canónica en 1919.

Sala Murillo. El Origen, la Historia vs la Leyenda

Recorrido a través de la leyenda de la Aparición, la primitiva ermita, la Hermandad primitiva, el Rocío como cruce de históricos caminos en la Baja Andalucía: Doñana, yeguas, ganado, cacerías…

Se detienen aquí en la fundación de las primeras hermandades, en el Patronazgo de la Virgen sobre el pueblo de Almonte (1653), el Voto del Rocío Chico (1813), para terminar significando como hito la Fundación de la Hermandad de Huelva (1880).

Sala Murillo Alta. La expansión de la devoción

Todo empezó con la Coronación de la Virgen, la concesión de los títulos de Real y Pontificia, la fundación de hermandades emblemáticas desde el punto de vista geográfico de Madrid (1960), Barcelona (1970), Almería (1986)…, gracias al empuje de personajes ilustres; Alejandro Lerroux, Pedro Cantero Cuadrado… Dedicando un espacio muy especial a la visita de SS Juan Pablo II, y reconociendo el significado de la fundación de la Hermandad de Bruselas (2000) y el camino Europeo Mariano del Rocío, para rematar significando la importancia de los dos Años Jubilares celebrados.

Patio Central (planta alta). El universo mariano de Almonte. Francisco Maireles, una mirada profunda

Muestra del particular mundo mariano de Almonte con un apartado dedicado al rito de los Traslados de la Virgen, el ajuar de la Virgen de Pastora, los documentos más antiguos de los Traslados, arcos de papelillos….. y en medio de este espacio una muestra significativa del pintor Francisco Maireles (1920-2000), mostrando su colección de las Abuelas Almonteñas (9 lienzos) de la Colección de la Hermandad Matriz y otras obras de coleccionistas privados.

Patio Central (bajo). Las Hermandades del Rocío, peregrinas por caminos que conducen a la Casa de la Virgen en un entorno privilegiado, Doñana

Como punto de salida de la sede de la Fundación CAJASOL, se muestra en su espectacular patio una recreación particular de los caminos que convergen en el Rocío, y los enseres, frontiles, carretas… que conforman el singular Camino del Rocío.

La muestra de Los Terceros

La iglesia de los franciscanos Terceros, donde tiene su sede canónica la hermandad de la Sagrada Cena es el marco singular donde se va a recrear por vez primera una escena de Pentecostés única, con el Misterio de esta hermandad. En ella se exhiben elementos ornamentales de diversas cofradías que expresan como El Rocío ha aterrizado cumplidamente en otros de los ámbitos más relevantes de la Piedad popular andaluza, en la Semana Santa de Sevilla y de Andalucía.

El día 4 de diciembre de 1955, en la iglesia de Santa María la Blanca, fue bendecida la imagen titular de la recién constituida Cofradía de Jesús de la Redención en el Beso de Judas. La advocación elegida había resultado ser la de María Santísima del Rocío -de la que podremos contemplar su paso de palio- y, el escultor, Antonio Castillo Lastrucci, quien veinte años antes había tallado la Virgen “Chiquitita” del Milagroso Simpecado de Triana.

El cardenal Bueno Monreal invitaba, en su alocución durante la eucaristía, a beber de las fuentes de la devoción rociera en torno a la Patrona de Almonte a través del potencial de una imagen dolorosa que pudiera procesionar en la Semana Santa. Dicha imagen, que preside la escena de la Venida del Espíritu Santo sobre María y el Colegio Apostólico, viene aquí cumpliendo aquel fin inicial propuesto por la Iglesia de Sevilla, que acoge esta exposición Jubilar Rocío testimoniando la histórica vinculación del Reino de Sevilla y de la ciudad hispalense con la expansión del fervor a la Blanca Paloma.

En esta Iglesia de los Terceros vamos a contemplar la estrecha relación que existe entre la devoción rociera y la Semana Santa, no sólo en la capital sino en toda la provincia. El visitante podrá contemplar los enseres más destacados en los que se hace presente la icónica estampa de Nuestra Señora del Rocío, a través de múltiples disciplinas artísticas y variadas autorías a lo largo del siglo XX. Algunas de estas piezas emplean como soporte y altar las carretas de los Simpecados de las hermandades filiales de las capitales andaluzas, amén de las que provienen de localidades especialmente vinculadas con la devoción rociera.

Se muestra también el riquísimo patrimonio que custodia esta Iglesia de los Terceros, construida en los albores del siglo XVII y cuya superficie abarca elementos tan interesantes como la escalera monumental o la capilla de la Antigua Esclavitud de Nuestra Señora de la Encarnación, con su compás abierto a la actual plaza de Ponce de León. En este templo se veneran las imágenes de la cofradía de la Sagrada Cena, Santísimo Cristo de la Humildad y Paciencia y Nuestra Señora del Subterráneo, Reina de Cielos y Tierra. Podremos contemplar también su patrimonio procesional, entre los cuales destaca el interesante “paso de Calvario” en el que el Cristode la Humildad aguarda a ser crucificado, así como el paso de palio, bordado por el taller de Rodríguez Ojeda en sus elementos más importantes con la curiosa policromía de sus tejidos.

Los retablos del siglo XVII nos revelan la historia de un templo en el que tuvo su sede la cofradía del Amor durante más de trescientos años, o la de las Cigarreras durante un extenso período de tiempo. Reliquias de San Juan Pablo II y otras obras hacen del templo de Los Terceros, no sólo un magnífico continente para la exposición Jubilar Rocío, sino también un conjunto monumental que hoy se nos descubre, levantado por los franciscanos en honor a la imagen de Nuestra Señora de Consolación, “la Virgen de Morañina”, que en lo más alto de su retablo mayor nos recuerda la antigua devoción de las tierras onubenses a la Madre de Dios.

En ella destacará en el altar mayor la entronización de un cuadro de la Virgen del Rocío que se encuentra habitualmente en la Parroquia de la Asunción de Almonte, lo que permitirá componer una escena insólita de Pentecostés, con el misterio (apóstoles) de la Hermandad de la Sagrada Cena. Un altar que será complementado por los tronos-portantes de los Simpecados de las Hermandades filiales de Gran Canarias y Espartinas.

La subsede de la Iglesia de Los Terceros, reuniría como eje principal, la esencia del Rocío en la Semana Santa, con el montaje de un altar especial y magnificado en su altar principal y donde se conformaría o recrearía el momento de Pentecostés. A este objeto, la Hermandad de la Sagrada Cena de Sevilla aporta las once figuras secundarias de su apostolado, obra del insigne imaginero Luis Ortega Brú. Dicho altar será un exponente único de la grandeza de nuestra devoción y se convertirá en una de los recursos expositivos más importantes de Jubilar Rocío, por su singularidad. Para su montaje han contado con los enseres y la colaboración de la Hermandad de la Sagrada Cena.

Como complemento a este altar, en un espacio tan grandioso, se escenifica la devoción que profesa a la Virgen del Rocío la ciudad de Sevilla en particular y Andalucía en general. Cada una de las piezas expuestas, es un homenaje a la Reina de las Marismas y todas simbolizan el amor de Andalucía a la Patrona de Almonte. Es, sin duda, una ocasión singular para contemplar y admirar tan grandeza artística de orfebrería y ornamentos devocionales todos vinculados a la advocación del Rocío y conformar con ello un entorno de acogida, a la celebración de Pentecostés, en perfecta armonía y simbiosis con el altar instalado.

CadenaSer

Deja un comentario