La hermandad de la Redención está cerrando los últimos detalles de cara a la estación de penitencia del Lunes Santo de 2022 debido a la imposibilidad de salir de la iglesia de Santiago por las obras que están aconteciendo en ella. Según ha podido conocer ABC de Sevilla, el Señor de la Redención y la Virgen del Rocío se trasladarían al santuario de Los Gitanos el fin de semana del Domingo de Pasión o del Pregón para realizar desde allí la estación de penitencia a la Catedral. Su templo se encuentra en obras y cubierto de andamios, los cuales tapan gran parte de la puerta por la que salen los pasos cada Semana Santa. Además, se sigue trabajando en las cubiertas y en el interior de la iglesia, por lo que hace prácticamente imposible la salida de la cofradía.

Desde hace meses, la corporación ha trabajado en varios escenarios por si se pudiera salir desde su sede canónica o desde otro lugar de la zona. La opción más factible y la que se está cerrando estos días es Los Gitanos, un santuario al que se trasladarían las imágenes titulares en unas fechas en las que se suele celebrar el vía crucis al Señor de la Redención y su besapiés. Por lo tanto, la cofradía llegaría a la sede de la hermandad de la Madrugada para esos cultos, tal y como ha podido conocer este periódico.

El Señor de la Redención y la Virgen del Rocío reciben culto en la parroquia de San Ildefonso desde el 16 de septiembre de 2020. El titular se encuentra en el altar del Cautivo y la dolorosa en el de la Soledad. Se han desarrollado allí los besamanos en la festividad de la Inmaculada, el triduo de Pentecostés y el quinario de cuaresma. Sin embargo, la anchura de la puerta impide la salida del misterio del Beso de Judas y del palio. Numerosos cofrades recuerdan la complejidad que tuvo la hermandad de San Esteban para salir de esta iglesia entre 1990 y 1993.Estado actual de las actuaciones en las cubiertas del templo de Santiago ABC

Lea la noticia completa en ABC

Deja un comentario