El Cabildo Catedral ha cerrado ya los detalles de la procesión extraordinaria que se celebrará con la Virgen de los Reyes con motivo del 75 aniversario del patronazgo sobre la Archidiócesis. La imagen saldrá a las calles de Sevilla en la tarde del 7 de diciembre a las cinco de la tarde cuando la patrona salga del templo metropolitano a las calles de Sevilla y después presidirá la vigilia de la Inmaculada Concepción, cuya festividad se celebra al día siguiente.

No se tratará, por tanto, de una procesión de acción de gracias por el final de la pandemia porque, sencillamente, aún no se ha decretado por parte de la Organización Mundial de la Salud. En este caso, la

 salida de la Virgen de los Reyes se celebra por las bodas de platino de su declaración oficial como patrona. Fue en 1946, en la festividad de SanClemente, en el que se conmemora la toma de la ciudad por parte del Rey San Fernando, cuando se le dio carta de oficialidad a la proclamación de la imagen como patrona de Sevilla y su Archidiócesis. Al día siguiente, se celebró una procesión en la que participaron la Macarena, la Amargura, el Valle, el Amparo y la Reina de Todos los Santos, en sendos pasos de gloria. Un cortejo que cerró la Virgen de los Reyes.

La del próximo 7 de diciembre de 2021, será más sencilla, sólo con la patrona bajo su tumbilla, en una salida que recordará a la que se celebró en las mismas fechas del año 2004, con motivo del centenario de su coronación canónica. Entonces, la imagen fernandina salió a las cinco de la tarde, aprovechando las últimas horas de sol, recorriendo las gradas de la Catedral. Entonces lució el manto celeste con motivo de la Inmaculada y, como novedad, en las esquinas no llevaba los nardos tradicionales, ya que no es tiempo para este exorno floral.

El impulsor de esta salida extraordinaria ha sido el propio arzobispo de Sevilla, monseñor José Ángel Saiz Meneses, quien en la propia homilía en el pontifical celebrado el pasado 15 de agosto anunció que, 75 años después de que se oficializara el patronazgo, «también nosotros queremos expresar públicamente nuestro homenaje y amor a la Madre, y lo haremos cuando las circunstancias lo permitan. Porque ella lo merece, y porque nosotros también lo merecemos después de estos dos años tan aciagos». La fecha ya está apuntada:el 7 de diciembre de 2021.

Independientemente a esta procesión, como informó ayer ABC, el Consejo de Cofradías está preparando otro acontecimiento extraordinario, esta vez sí en acción de gracias, por el fin de la pandemia, en el que se pretende dar cabida a todas las hermandades de Sevilla y en un formato similar al citado de 1946.

abc

Deja un comentario