Lea la noticia en Diariodesevilla

El mismo formato de 2020. El Cabildo Catedral de Sevilla ha dado a conocer cómo será el Corpus Christi de 2021. La festividad de 2021, cuya procesión tendrá lugar el próximo jueves 3 de junio en el Templo Metropolitano, sólo tendrá una diferencia con respecto a la de 2020: la celebración de la octava posterior.

«A pesar de la finalización del estado de alarma, el Covid 19 sigue condicionando nuestras rutinas, también las actividades y cultos religiosos. Un ejemplo de ello es la celebración del Corpus Christi en la Catedral de Sevilla, que por segundo año consecutivo deberá adaptarse a las circunstancias derivadas de la pandemia», explica la Archidiócesis.

La procesión tendrá nuevamente un carácter claustral. Las puertas de la Catedral se abrirán a las nueve de la mañana para que los fieles puedan asistir a la misa que presidirá monseñor Asenjo, administrador apostólico de Sevilla, a las 10:00 en el Altar del Jubileo. El aforo estará limitado al 50 %, con arreglo a las normas establecidas por la Junta de Andalucía, o, lo que es lo mismo, 611 asientos disponibles. Para cumplir con ese quorum, el Cabildo se ha visto obligado a reducir al mínimo las representaciones de instituciones de la ciudad y de la Archidiócesis.

La procesión con el Santísimo Sacramento será por las últimas naves de la Catedral. Igualmente, para evitar la aglomeración de participantes, el cortejo procesional quedará reducido al Consejo de Cofradías, la junta de gobierno de la Archicofradía Sacramental del Sagrario, el Cabildo Catedral, el vicario general, el administrador apostólico y las primeras autoridades. El Santísimo será portado por monseñor Asenjo.

Una vez finalizada la misa, en torno a las 11:15, el administrador apostólico bendecirá a todos los fieles de la Archidiócesis desde el atrio la Puerta de la Asunción de la Catedral. Desde el Cabildo ruegan de nuevo “encarecidamente” a los que quieran congregarse en la Avenida de la Constitución para recibir esta bendición, que guarden la distancia social.

Finalmente, y al contrario de lo sucedido el pasado año, la octava posterior al Corpus Christi de adoración al Santísimo se celebrará aunque sin el tradicional baile de los seises.

Deja un comentario