Peparación de la ceniza para el Miércoles de Ceniza donde se inician los 40 días en los que la iglesia llama a los fieles católicos a la conversión y a prepararse para vivir los misterios de la Pasión, muerte y resurrección de Jesucristo en la Semana Santa. Jorge Guzmán Foto: Jorge Guzmán
Con el Miércoles de Ceniza inician los 40 días en los que la Iglesia llama a los fieles a la conversión y a prepararse para vivir el misterio de la resurrección

El miércoles de ceniza les da a los católicos la posibilidad de arrepentimiento para poder vivir los cuarenta días y acompañar a Jesús en la Pasión, Muerte para llegar a la Pascua de Resurección.

La señal de la ceniza que se signa en la frente de los fieles es sinónimo de “conversión” o “penitencia”. La penitencia debe ser interpretada como cambio de mentalidad, como expresión de libre y positivo esfuerzo en el seguimiento de Cristo.

Con el Miércoles de Ceniza inician los 40 días en los que la Iglesia llama a los fieles a la conversión y a prepararse verdaderamente para vivir los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo en la Semana Santa.

El Miércoles de Ceniza es una celebración contenida en el Misal Romano. Este explica que en la Misa se bendice e impone en la frente de los fieles la ceniza hecha de las palmas bendecidas en el Domingo de Ramos del año anterior.

La ceniza es un símbolo de humildad y le recuerda al cristiano su origen y su fin: “Dios formó al hombre con polvo de la tierra” (Gn 2,7); “hasta que vuelvas a la tierra, pues de ella fuiste hecho” (Gn 3,19), según los pasajes relatados en el Génesis.

La ceniza que se impone en la frente a los fieles se produce con las palmas del Domingo de Ramos del año anterior. Para la ceremonia se deben quemar los restos de las palmas bendecidas, luego son rociadas con agua bendita y luego aromatizadas con incienso.

Las cenizas son impuestas en la frente, haciendo la señal de la cruz con ellas mientras el ministro dice las palabras bíblicas: “Acuérdate que eres polvo y en polvo te convertirás”, o “Conviértete y cree en el Evangelio”.

Eluniverso

Deja un comentario