El Cabildo respalda que haya magna en Cádiz por los 300 años de la Catedral

La celebración o no de una procesión magna en Cádiz el próximo mes de septiembre tendrá que cumplir un primer trámite, fundamental, que no es otro que el del visto bueno por parte del pleno de los hermanos mayores. Serán los responsables de las cofradías gaditanas los que de inicio tendrán sobre la mesa la disyuntiva de respaldar o no la celebración de este vía crucis magno según el planteamiento que exponga la junta permanente del Consejo Local de Hermandades de Cádiz en una cita que se ha convocado para el próximo 18 de mayo.

Hasta el momento esta convocatoria de pleno es la primera comunicación oficial del organismo de la calle Cobos con las cofradías en la que se refiere a la celebración de un Vía Crucis Magno como objeto de debate en ese encuentro.

El motivo de la celebración de esta procesión se fundamenta en la conmemoración de los 300 años del inicio de la construcción de la Catedral de Cádiz. No obstante, ya desde 2020, cuando por la pandemia se suspendieron las salidas procesionales en Semana Santa, se planteaba la posibilidad de organizar una procesión magna cuando se recuperara la normalidad.

Los hermanos mayores de las cofradías gaditanas están a la espera de lo que se plantee en este encuentro. La fecha del 17 de septiembre se da por asumida ya que sería el único sábado disponible y coincidiría con la finalización de la conmemoración de los tricentenario de la Catedral. No obstante, sobre el desarrollo de la procesión en sí y, antes de tomar una decisión, las cofradías están a la expectativa en cuanto a distintos aspectos importantes como puede ser la financiación, cómo se cubrirían los gastos.

También se desvelará en dicho pleno cuáles son las cofradías invitadas para participar en el vía crucis magno y asimismo se formará una comisión responsable de la organización en la que habrá miembros de la junta permanente así como hermanos mayores.

En cuanto al recorrido que se propone, y a falta de que se confirme y cuenta con la aprobación de los hermanos mayores, la intención es que se inicie en la propia Catedral y finalice en la calle San Francisco, pasado San Agustín, a la altura de la calle Sánchez Barcaiztegui.

Lea la noticia en LaVozDigital

Deja un comentario