Un bonito acto que no podrá realizarse. La Hermandad de los Estudiantes tenía previsto realizar esta cuaresma un vía crucis con el Cristo de la Buena Muerte por la lonja de la Universidad de Sevilla. Este culto era uno de los previstos por el 50 aniversario de la primera salida de los hermanos costaleros, que ya contaba con la autorización de la propia universidad, ya que iba a discurrir por el recinto de la antigua fábrica de tabacos. Pero la negativa del Arzobispado ha dado al traste con una iniciativa que generaba una gran ilusión en la cofradía universitaria, que ya vio cómo la pandemia frustró otro vía crucis previsto con el portentoso Crucificado de Juan de Mesa por su 400 aniversario. 

La Hermandad de los Estudiantes ha seguido todos los cauces establecidos para poder celebrar este vía crucis con el Cristo de la Buena Muerte. La Universidad de Sevilla, cuyo rector es Miguel Ángel Castro, había autorizado el rezo por la lonja universitaria. Un recinto interior de la propia universidad y que, por lo tanto, no supondría un culto externo no previsto en las reglas de la corporación.

Pero eso no es lo que ha pensado el Arzobispado, que recibió la petición en su forma correspondiente. La delegación de Asunto Jurídicos para las Hermandades, ha denegado la realización del vía crucis al entender que no estaba justificado y que se trataría de un culto externo no recogido en las reglas de la hermandad. Aunque eso no es lo que interpreta la hermandad, que entiende que no se trataría de una salida puesto que la lonja universitaria forma parte del recinto en el que reside la corporación. Además, contaba con la autorización de la universidad, siempre sensible con la hermandad que se fundó en su seno y que tanto bien aporta a la institución con acciones tan importantes como el Programa Estudiantes que ofrece becas a alumnos sin recursos.

Lea la noticia Completa en el DiariodeSevilla

Deja un comentario