Este 7 de octubre, Rota contará con su patrona, Nuestra Señora del Rosario Coronada, procesionando por las calles de la localidad. Y es que tras conocerse ayer la decisión del Obispado de autorizar los cultos externos en la vía pública, es decir, las salidas procesionales, la decisión quedaba según indicaba ayer el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, en los ayuntamientos de cada ciudad en base a la situación frente al Covid-19 de cada uno. Esta mañana, el primer teniente de alcalde, Daniel Manrique, ha anunciado junto al hermano mayor de la Hermandad del Rosario, Juan Antonio Díaz, y la delegada municipal de Fiestas, Laura Almisas, que el Ayuntamiento de Rota ha dado su autorización para que la patrona de la villa salga este 7 de octubre en procesión, atendiendo a las medidas preventivas establecidas en la actual situación sanitaria.

Previo a esta autorización, la hermandad ha seguido los cauces pertinentes para contar con el necesario visto bueno del Obispado que es la autoridad eclesiástica competente que decide en primera instancia si se realiza esta salida procesional.  En los próximos días, hermandad y Ayuntamiento mantendrán diversas reuniones para abordar con mayor profundidad las medidas y protocolos a seguir en base a lo dictado por el propio Obispado y autoridades sanitarias, establecer el recorrido más adecuado en estos momentos y determinar todas las cuestiones necesarias para garantizar la seguridad y buen desarrollo de esta salida procesional.  Hay que señalar que la de la patrona fue la última procesión que los roteños disfrutaron antes de la pandemia en octubre de 2019, y que casualmente, será Nuestra Señora del Rosario la que, tras dos años, vuelva a inaugurar la salida de imágenes en procesión por las calles de Rota.  A partir de ahora, habrá que trabajar en un itinerario alternativo, del que se desaconseja las calles estrechas, además de cumplir con que los costaleros tengan la pauta de vacunación y se garanticen distancias sociales y evitar aglomeraciones.  El primer teniente de alcalde ha incidido en que esta autorización se otorga siempre que la situación de la crisis sanitaria no empeore.

Por su parte, el hermano mayor del Rosario ha manifestado su satisfacción por poder salir a la calle con la patrona destacando el compromiso de la hermandad de cumplir a rajatabla todas las normas que se estimen oportunas. «Es una alegría que la patrona sea la primera que salga a la calle bendiciendo a los roteños tras la pandemia», ha dicho Juan Antonio Díaz animando a los ciudadanos a cumplir las medidas sanitarias y agradeciendo al Ayuntamiento de Rota este permiso.  En la reunión técnica que se celebrará en breve, se tendrá en cuenta todo lo que desde el Obispado de Asidonia Jerez indique así como el propio Ayuntamiento. Hay que tener en cuenta que en el cortejo de la procesión de la patrona hay representación de hermandades y de autoridades civiles y militares, por lo que el hermano mayor del Rosario ha pedido de antemano, responsabilidad, asegurando que la hermandad cumplirá con todo lo que esté en su mano.

RotaalDia

Deja un comentario