El Gobierno de Andalucía ha disuadido al Ayuntamiento de Sevilla y al obispo de la ciudad de la celebración de la Feria de Abril y de la Semana Santa, las dos fiestas de primavera más importantes de la capital andaluza, y las que más ingresos reportan. El consejero de Salud, Jesús Aguirre, se reunió este miércoles con el alcalde Juan Espadas y con el obispo Juan José Asenjo para trasladarle los datos de evolución de la pandemia y el cronograma de vacunación previsto por la Junta, una vez que la Unión Europea ha autorizado el reparto de dosis para la última semana de diciembre. El Consistorio hispalense ha dado oficialidad horas más tarde a la suspensión de la Feria, sin que haya pronunciamiento aún acerca de la Semana Santa.

La advertencia del Ejecutivo andaluz es que ni la Semana Santa ni la Feria deberán celebrarse el año que viene, porque en primavera aún no estará suficientemente extendido el reparto de vacunas y «el nivel de seroprevalencia de la población no será lo suficientemente alto para garantizar la inmunidad de grupo». Las autoridades sanitarias europeas han fijado el grado de seroprevalencia mínimo entre el 60 y el 70% de la población para poder hablar de inmunidad de grupo, es decir, un escenario de seguridad que permita ir retirando progresivamente las medidas de seguridad más restrictivas frente a la Covid-19. Aguirre ha advertido de que la última palabra respecto a la cancelación de la Feria y la Semana Santa la tienen el alcalde y la Archidiócesis de Sevilla respectivamente. «Serán ellos los que tomen las decisiones oportunas, pero el volumen de seroprevalencia entre la población no será lo suficientemente alto como para bajar la guardia ante posibles contagios, ni para Semana Santa ni para Feria», asegura Aguirre.

El Ministerio de Sanidad no prevé alcanzar el margen del 60-70% de inmunidad hasta final del verano de 2021, en el supuesto más optimista, o hasta final del año que viene. Fuentes próximas al presidente andaluz advierten de que no se relajarán las medidas individuales y colectivas de seguridad «hasta que no hayamos vacunado a cuatro millones de andaluces», de una población de 8,5 millones de personas censadas. Andalucía recibirá 195.000 dosis de las vacunas contra el coronavirus autorizadas por la UE y adquiridas por el Gobierno de España, que previsiblemente empezará a repartirlas entre las comunidades a final de mes.

eldiario

Deja un comentario