El Obispado de Almería decide retirar la denuncia contra el presidente de la Hermandad de Topares

El Obispado de Almería ha anunciado a Diario de Almería que va a retirar la denuncia que interpuso al presidente de la Hermandad de Ánimas de Topares, Alfonso Serrano, y a la inquilina del bar del salón Social. A. E. Ruiz, por un presunto delito de usurpación de los locales parroquiales que hay alrededor de la Iglesia de Nuestra Señora de las Nieves. El objetivo de esta decisión no es otro, según el vicario general Ignacio López, «que nos sentemos este viernes todos a hablar y podamos llegar a un entendimiento en este conflicto por la propiedad de los locales parroquiales». «Queremos tener este gesto de buena voluntad y evitar ir a juicio si podemos hablar y entendernos, porque la idea no es vencer sino convencer».

Finalmente no habrá juicio el próximo día 2 de febrero en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Único de Vélez Rubio. Si será el juez quien tenga que poner orden en este asunto o no se conocerá después. Aún está por ver si las partes pueden verse este viernes y acercar posturas hasta llegar a un acuerdo o si deciden no asistir y que efectivamente sea la autoridad judicial la que tenga la última palabra. Desde el Obispado han indicado a este periódico que si no hay acuerdo pues posiblemente se tenga que recurrir nuevamente al juzgado.

«De nada sirve una sentencia favorable si sigue la discordia»

Insiste el vicario que «nuestro mayor deseo es que podamos llegar a entendernos y que los representantes de la llamada Hermandad de Ánimas, así como todo el pueblo de Topares entiendan que no queremos desposeerlos de nada ni impedirles nada, sino que se reconozca la legitima propiedad y que las cosas de aquí en adelante se hagan correctamente. Pienso que colaborando todo es posible y todo puede seguir funcionando para el mejor servicio a los vecinos de Topares y su Parroquia. De nada sirve una sentencia favorable si sigue existiendo división y discordias en el pueblo. De ahí que siempre hayamos querido el acuerdo y el entendimiento.

La propuesta del Obispado

El vicario asegura que el objetivo, como siempre ha mantenido, es «solucionar esta situación anómala dialogando». Asegura que siempre fue su pretensión. «Es lo que hemos ofrecido y seguimos ofreciendo, pues  creemos que siempre ha habido una fácil y sencilla forma de zanjar este asunto: primero, reconocer que los inmuebles en cuestión son propiedad del Obispado ya que esto está suficientemente documentado; segundo, que la llamada Hermandad de Ánimas se constituya en una hermandad formalmente, con entidad canónica y jurídica, para lo que el Obispado siempre ha estado dispuesto a ayudar y facilitar las gestiones (basta recordar que por iniciativa del Párroco se les ofreció unos Estatutos marco para dicha gestión); tercero, llegar a un acuerdo entre la Parroquia, el Obispado y la hermandad para que ésta, legítimamente constituida, pueda seguir gestionando los locales y estos sigan dando un buen servicio al pueblo; finalmente, cuatro, cerrar este conflicto que no lleva a buen puerto y que tan solo produce tensión  y preocupación en las buenas gentes de Topares».

El Obispado de Almería y la Hermandad de las Ánimas se disputan en un juicio unos locales

El próximo 2 de febrero se celebra en Vélez-Rubio un juicio que enfrenta al Obispado de Almería y a la Hermandad de las Ánimas de la pedanía de Topares. El motivo: unos inmuebles que unos y otros defienden como propios.

Este martes por la mañana, el presidente de la Hermandad de las Ánimas, Alfonso Serrano, iba a los juzgados a recoger la citación, acusado de usurpación de varios locales. Desde el Obispado de Almería se asegura que los inmuebles están registrados por la iglesia y en el catastro desde 1993. Se trata, han dicho, de una cuestión que nada tiene que ver con las inmatriculaciones porque no hay coincidencia en el tiempo.

La Hermandad de las Ánimas también denuncia el bloqueo de una cuenta corriente con la que se pagaba la limpieza de los locales, la iglesia y el cementerio. Alfonso Serrano sostiene que esos inmuebles pertenecen al pueblo desde hace más de 60 años. «Los construyeron en 1958», ha defendido.

DiariodeAlmeria

Deja un comentario