JAEN misericordia kZoD U150444243257VBD El Obispado de Jaén recibe una veintena de solicitudes para realizar procesiones

¡Al cielo, con ellas! El Obispado de Jaén ha recibido una veintena solicitudes para la realización de procesiones en la provincia desde que el pasado jueves emitiera un decreto en el que aprobaba la «gradual y prudente vuelta al ejercicio del culto público fuera de los templos», tras su suspensión como consecuencia de la pandemia de covid-19. La Diócesis de Jaén fue la primera en autorizarlo, junto a la de Asidonia-Jerez.

Así lo han señalado este lunes a Europa Press fuentes del Obispado al que, a través del vicario general, Juan Francisco Martínez Rojas, corresponde dar el permiso, una vez estudiada cada petición y se constante que cumpla los requisitos establecidos.javascript:false 

La Divina Pastora, en Jaén capital, o Nuestro Padre Jesús, en Castillo de Locubín, son algunas de las que ya han cursado esta solicitud, según las citadas fuentes, que han explicado que desde algunos municipios han llegado varias, dado que en septiembre se celebran fiestas como la Exaltación de la Santa Cruz, la Natividad de la Virgen María o Nuestra Señora de los Dolores.

Ya el pasado fin de semana salió a la calle el Cristo de la Misericordia, en Mancha Real, dentro de las Fiestas de Estatutos de las cofradías de Pasión de la localidad – junto a la citada imagen, Nuestro Padre Jesús Nazareno, Nuestra Señora de los Dolores y Soledad y el Cristo de la Piedad – , que se desarrollan a lo largo de los cuatro fines de semana del mes y en las que tienen lugar las tradicionales ‘Moniduras’.

El decreto firmado el pasado 2 de septiembre por el obispo, Amadeo Rodríguez Magro, alude a la «evolución moderadamente positiva de la situación sanitaria» provocada por la covid-19 y establece los requisitos para poder realizar actos religiosos externos que «siempre» deberán ser respetados.

El Cristo de la Misericordia de Mancha Real, primera procesión de Andalucía

Este domingo por la noche salió a la calle la primera procesión de Andalucía, después de la suspensión de cualquier culto público en la calle por las restricciones por la pandemia del coronavirus.

Desde la parroquia de San Juan Evangelista, en el municipio jienense de Mancha Real, el Santísimo Cristo de la Misericordia fue portado en andas por hermanos con las debidas medidas de seguridad sanitaria.

Las campanas repicaban sin parar, mientras se observaban religiosamente todas las normas del decreto del Obispado, el Cristo en parihuelas, sin banda de música y con la distancia de seguridad entre todos los cofrades asistentes a la comitiva.

Desde el año 2018 no salía a la calle esta venerada imagen, ya que la lluvia lo impidió en 2019, último año en que las circunstancias permitían la celebración de procesiones.

Ideal

Deja un comentario