Almería

El obispo de Almería: “Hay que vivir la Semana Santa como una renovación profunda de la vida cristiana”

El obispo de Almería, Monseñor Adolfo González Montes, ha manifestado en una entrevista concedida al programa Va de Cultura de COPE Andalucía que “va a ser muy difícil poder mantener las procesiones” durante esta Semana Santa debido a la incidencia del coronavirus y las restricciones, así que “en cualquier momento diremos que este año no podemos tener las manifestaciones procesionales que son verdaderamente manifestaciones de fe”.

Eso sí, deja claro que “la Semana Santa no se suprime”. Monseñor ha asegurado que las celebraciones, manteniendo los aforos debidos, pueden tener lugar en el interior de la Catedral y de los templos parroquiales y conventuales de nuestra diócesis “porque el misterio pascual es el centro de la vida cristiana y vamos a celebrarlo”.

Así mismo, el prelado se ha mostrado partidario de que las hermandades puedan tener las imágenes dispuestas, embellecidas en los templos, “teniendo en cuenta la normativa sanitaria, guardando distancias, usando mascarilla… Que se celebren los actos de culto que sea posible celebrar”, ha comentado.

RECUERDOS DE SU PRIMERA SEMANA SANTA EN ALMERÍA

González-Montes ha recordado con cariño la primera vez que vio una procesión en Almería. Fue un Miércoles Santo y pudo disfrutar de las procesiones de la Hermandad de Estudiantes y de la Hermandad de Prendimiento.

“Fue un visionar, una manifestación de fe tras otra, magníficas. Quedé hondamente impresionado, las contemplé desde el balcón de palacio y bendije a sus directivas y a sus los cofrades. Fue una experiencia hermosa desde el punto de vista religioso, estético, cultural y de la religiosidad popular manifiesta porque la Plaza de la Catedral estaba llena”.

CÓMO VIVIR LA SEMANA SANTA

El prelado de Almería ha indicado que la Semana de Pasión “hay que vivirla como una regeneración interior de nuestro espíritu que tenga como resultado un afianzamiento en nuestra vida del hombre nuevo que Cristo ganó con su sangre para la humanidad”.

Así mismo, ha señalado durante la entrevista en COPE que es importante que vivamos la Semana Santa como «una renovación profunda de la vida cristiana que está enraizada en la muerte y resurrección del Señor” ya que como ha dicho “es el acontecimiento que ha cambiado nuestra existencia”.

También ha añadido que “tenemos una configuración con el Señor como vocación que tiene que alcanzar una meta que es nuestra consumación un día en Dios como partícipes de la vida divina”.

Monseñor considera que esa meta no la podemos perder.

“Vivimos tan metidos en las cosas inmediatas de la vida; qué comeré, qué sucederá con mis padres, cómo vamos a encontrar o no trabajo, en qué situación están mis hijos… etc. Es algo que nos preocupa, es normal, pero que nos absorbe”.

A su juicio, la pasión del dinero, la búsqueda de la posición social y del placer terminan absorbiéndonos”. Por eso, insiste en que la Semana Santa tiene que ser “ocasión de renovación sacramentalmente vivida, profunda”, concluye.

Cope

Deja un comentario