Lea la Noticia en LaVozdeAlmería

El obispo de Almería, Adolfo González Montes, ha sido destituido por el Papa Francisco mediante decreto firmado el pasado 12 de mayo. Se adelanta así el relevo en la prelatura almeriense que estaba previsto el próximo mes de noviembre que es cuando González Montes cumplirá los 75 años preceptivos para presentar su renuncia. El nuevo obispo de la Diócesis de Almería es Antonio Gómez Cantero, coadjutor desde el pasado marzo, «con todos los derechos, oficios y facultades que competen conforme a la norma legal al Obispo Diocesano». 

Hoy mismo, tanto don Adolfo como don Antonio han recibido en la nunciatura apostólica el decreto papal en el que se detalla que «para proveer al Gobierno de la Iglesia de Almería, teniendo presentes las circunstancias peculiares, el Sumo Pontífice ha decidido tomar en consideración el Gobierno de la citada iglesia». 

No obstante, la versión del obispado de Almería es que «sigue siendo don Adolfo el obispo titular y don Antonio el coadjutor hasta que se acepte la renuncia de González Montes el próximo noviembre, mientras tanto don Adolfo seguirá teniendo responsabilidades de representación y celebración de los sacramentos».

Adolfo González Montes fue nombrado obispo de Almería en 2002, sustituyendo a Rosendo Alvarez Gastón. Natural de Salamanca, ha estado por tanto al frente de la Diócesis de San Indalecio durante los últimos 19 años. Con anterioridad, desde 1997, fue obispo de Ávila.

Antonio Gómez Cantero ha sido, hasta ahora, obispo de Teruel y es natural de Quijas (Cantabria) donde nació en 1956. Fue ordenado sacerdote en 1981 y actualmente es miembro de la Conferencia Episcopal.

En el decreto firmado por Jorge Bergoglio (Papa Francisco) no especifica el porqué de este adelanto del relevo en la Diócesis urcitana sobre el calendario previsto, solo menciona textualmente «las circunstancias peculiares de la Iglesia de Almería».

Adolfo González Montes había pedido el pasado año un obispo auxiliar a Roma, pero le enviaron un coadjutor para acelerar el cambio en el obispado almeriense. Este diario pudo confirmar entonces que en los primeros meses de 2019, el Vaticano envió a un representante de la Santa Sede para investigar las cuentas de la Diócesis de Almería. 

Deja un comentario