El Rey Felipe VI Acepta la Presidencia del Comité de Honor para la Coronación Canónica de la Virgen del Carmen de Marbella

El Rey Felipe VI Acepta la Presidencia del Comité de Honor para la Coronación Canónica de la Virgen del Carmen de Marbella

La Hermandad de Nuestra Señora del Carmen ha anunciado, mediante un comunicado, que el Rey Felipe VI ha aceptado el nombramiento de Presidente del Comité de Honor de la Coronación Canónica de la Virgen del Carmen. La Casa Real confirmó la aceptación a través de una carta enviada por el Jefe de la Casa de S.M. el Rey, D. Camilo Villarino Marzo, a la Hermana Mayor de la Hermandad, Doña Ana Belén Haro Marcelo, el pasado 13 de mayo.

“Es un inmenso honor para nuestra Hermandad que S.M. el Rey Felipe VI haya aceptado la presidencia del Comité de Honor, lo que supone un enorme apoyo a tan importante acontecimiento que celebramos”, expresó la Hermandad en su comunicado.

Historia y Devoción a la Virgen del Carmen

La Virgen del Carmen de Marbella tiene una historia significativa, siendo la única imagen que se salvó de la quema durante la persecución religiosa del siglo XX en España. En 2012, fue proclamada patrona de Marbella debido a la enorme devoción popular.

El Obispo de Málaga, D. Jesús Catalá, aprobó la coronación canónica de la Virgen del Carmen a inicios de noviembre de 2023. Según las normas para coronaciones canónicas y salidas extraordinarias de Hermandades y Cofradías publicadas por el Obispado de Málaga, se establece que solo es oportuno coronar aquellas imágenes que gocen de gran devoción y popularidad, convirtiéndose en centros de culto litúrgico y apostolado cristiano activos.

Requisitos para la Coronación Canónica

Las normas también estipulan que la veneración a la imagen debe existir desde hace más de 100 años, con una devoción probada durante este periodo. Si la imagen es titular de una asociación de fieles, esta debe tener al menos 50 años de actividad ininterrumpida. La devoción debe ser constante y no limitada a momentos puntuales, extendiéndose al menos al ámbito del territorio arciprestal, y debe ser respaldada por el equipo sacerdotal arciprestal.

Deja un comentario