Málaga

El Santo Cristo de la Salud presidirá el vía crucis claustral de la Agrupación en la Catedral

Con esta elección, el vía crucis magno previsto con motivo del centenario se pospone a 2022. El ente de San Julián aprueba conceder la medalla de oro a título póstumo a su primer presidente, Antonio Baena

El Santo Cristo de la Salud, patrón de Málaga, presidirá en 2021 el vía crucis que cada año organiza la Agrupación de Cofradías de Semana Santa el primer viernes de Cuaresma en la Catedral. En esta ocasión se celebrará el 19 de febrero y tendrá un carácter claustral dadas las circunstancias sociales y sanitarias a las que obliga la pandemia y cumpliendo la normativa de seguridad.

Así lo ha aprobado esta noche la junta de gobierno del ente agrupacional en una decisión que supone posponer a 2022 la celebración del vía crucis magno previsto para el próximo año con motivo del centenario de la fundación de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa y en el que estaba prevista la participación de imágenes titulares de las hermandades.

El Santo Cristo de la Salud, que se venera en la iglesia de su mismo nombre en la calle Compañía de la capital, es una imagen tallada en 1633 por José Micael y Alfaro y desde el siglo XVII es patrón de la ciudad. Un hecho que junto a su advocación y las atribuciones de milagroso han pesado a la hora de ser elegido para protagonizar el vía crucis.

diariosur

La imagen, que es propiedad del Ayuntamiento, fue realizada inicialmente para una hermandad que existía en el convento de la Trinidad, pero tras varias vicisitudes pasó a manos de particulares. Cuando era transportada en una mudanza sobre una carreta tirada por bueyes, estos animales se negaron a seguir avanzado al pasar junto a la antigua casa consistorial, en la fachada oeste de lo que hoy es la plaza de la Constitución. Málaga atravesaba en aquellos años de la mitad del siglo XVII una de las pestes más mortíferas de cuantas se recuerdan. Así, la efigie de este Cristo atado a la columna fue colocada en el primitivo Consistorio y la peste remitió, lo que fue atribuido a su poder milagroso.

La devoción al Santo Cristo de la Salud se fue acrecentando con el paso de los años hasta el punto de que era una de las imágenes a la que los malagueños se encomendaban de manera reiterada, junto con la Virgen de la Victoria y los santos Ciriaco y Paula, también patronos, en tiempos de epidemias y calamidades, protagonizando procesiones y cultos de rogativas en la Catedral.

Es la segunda ocasión en que el vía crucis agrupacional estará protagonizado por una imagen que no es titular de las cofradías pasionistas de la capital. En 2002 lo hizo Jesús de Medinaceli, que recibe culto en la iglesia de Santiago.

Reconocimiento

Por otro lado, la Agrupación de Cofradías de Semana Santa aprobó conceder la medalla de oro de la entidad, a título póstumo, a quien fue su primer presidente tras la fundación en 1921, Antonio Baena Gómez, y ha aprobado el encargo a un escultor de un busto con la imagen de quien también fuera hermano mayor de la Archicofradía de la Sangre. Para ello, y en virtud de los estatutos, se ha iniciado el correspondiente expediente.

A la iniciativa, a la que se han adherido ya la mayoría de las hermandades agrupadas y continúan sumándose, tiene como objetivo destacar la labor de este «insigne» cofrade que junto a un nutrido grupo de hermanos mayores de las corporaciones que constituyeron la primera Agrupación de Cofradías en España el 21 de enero de 1921 en la desaparecida Iglesia de la Merced, sentó las bases del esplendor de la Semana Santa malagueña, según ha destacado la Agrupación.

diariosur

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: