Estreno Marcha “Rosario, Madre de la Esperanza” de de Adrián Pineda Peña

Estreno Marcha “Rosario, Madre de la Esperanza” de de Adrián Pineda Peña

Estrenada el 16 de Febrero de 2024 en la Parroquia de la Milagrosa, por la Banda de Música de la Cruz Roja de Sevilla

El autor ha analizado en sus redes esta composición:

“Rosario, Madre de la Esperanza” es una marcha de procesión compuesta para BM de estructura clásica. Cada una de sus partes representa los momentos que se viven durante la salida procesional de M.S. del Rosario cada Sábado de Pasión en Ciudad Jardín.

La introducción representa los momentos previos a la salida de la Virgen. Con un carácter alegre que hace referencia al bullicio y al jolgorio, podemos escuchar trinos en las maderas, que representan los característicos gorriones que abundan en el barrio y a la salida de la Hermandad.

Al comienzo del primer tema, podemos escuchar un pequeño motivo extraído de la «Suite Española, Op. 47», de Isaac Albéniz, concretamente de la número 3, titulada «Sevilla». El resto del tema se desarrolla respecto a este motivo.

Con ella, se pretende plasmar el momento en el que el paso de palio de María Santísima del Rosario comienza a realizar su salida, representando así la primera vez que la Santísima Virgen ve su ciudad de Sevilla.

Seguidamente, suena el fuerte de bajos, que acompaña los primeros pasos de la Virgen del Rosario una vez ya fuera de su Templo. Ciudad Jardín colmada de alegría y sentimiento plasmados en un fuerte de bajos poderoso y enérgico, para a continuación repetir la introducción.

Por último, pasamos a escuchar el trío de la marcha, con un matiz piano y solemne en su primera repetición. Este trío constituye una plegaria. En él encontramos una conversación musical entre los instrumentos solistas (flautín, flauta, oboe y requinto) y el resto de la banda.

Dicha conversación pretende hacer alusión a los rezos y súplicas que los fieles van realizando a lo largo de la procesión, los cuales son respondidos y atendidos por la Santísima Virgen. Finalmente, para concluir la marcha, el trío se repite con un matiz fuerte y majestuoso.

En grandes rasgos podría decirse que no se trata de una marcha al uso. Destacan ante todo las melodías y el mensaje que envía es conciso y claro, sin muchos añadidos. En todo momento la inspiración fue Ella, la Señora del Rosario, y está hecha a su medida según la forma de verla del compositor.

Deja un comentario