El imaginero Fernando Aguado acaba culminar dos nuevas figuras secundarias para el misterio de la hermandad del Cristo del Amor de la localidad gaditana de Chiclana, el soldado romano y Pilato. «El primero sujeta a Cristo, sereno, extrañado de su mansedumbre, mientras Pilato dicta la sentencia».

Los ropajes de estas dos tallas han sido realizadas por Juan Manuel Jurado, la orfebrería por Alejandro Escobar y las guarniciones de Javier Menacho. Se trata de un conjunto escultórico diseñado y ejecutado al completo por Fernando Aguado. Además ha sido culminado el trono del paso. Estos estrenos fueron presentados en el Ayuntamiento de Chiclana, donde actualmente están expuestas.

Se trata de la terminación de la primera fase de este misterio. Este paso lo completará la figura de Claudia Prócula, el jefe del Sanedrín y otro soldado romano.

El Cristo del Amor de Chiclana de la Frontera, cuyo autor también es Fernando Aguado, participó en un Vía Crucis diocesano, enmarcado dentro del 750 aniversario de la diócesis de Cádiz y el 600 aniversario de la sede de Ceuta. 

El Señor que aún no contaba con las imágenes secundarias salió con un misterio cedido por la cofradía homónima de Aspe, siendo el primer conjunto que ejecutó Fernando Aguado. Una salida extraordinaria cuyo capataz fue el autor de las imágenes, junto a Juan Manuel Cantero.

abc

Deja un comentario