Hosteleros y comerciantes del Casco Antiguo, una de las zonas más transitadas por los turistas, han denunciado este miércoles que, sin previo aviso, tuvieron que recoger sus terrazas en la noche del lunes, festividad de Todos los Santos, para que pasara la procesión de la Virgen del Carmen.

Los hosteleros han lamentado que, ante la falta de organización del evento, hayan tenido que anular mesas que ya estaban reservadas por los clientes con las pérdidas económicas que eso supone, además de tener que deshacerse de productos perecederos y afrontar los costes de la mano de obra.

«Nos hicieron quitar todas las mesas de las dos calles y también a una tetería. Todos. Aquella noche no pudimos recuperarla. La procesión pasó muy tarde, sobre las 22:00 horas, y a esa hora se queda todo vacío y no hay manera de hacer clientes”, señala el camarero de uno de los restaurantes ubicados en la intersección entre las calles Peral y Ancha. Señala que en la noche del lunes tenían reservada una mesa de ocho comensales y otra de cuatro y un negocio próximo, una de 18. «Esa noche no hicimos nada, excepto una mesa de cinco, que comieron dentro» del establecimiento, agrega.

La asociación Plataforma de Comerciantes y Hosteleros de Marbella critica la “falta de consideración” por parte del Ayuntamiento, algo que se podría haber evitado con una notificación en los días previos de los locales que se verían afectados por el paso de la procesión.

«No habíamos sido informados. Lo normal es que, un par de días antes de la procesión, o incluso una semana antes, pase un funcionario del Ayuntamiento y te lo notifique. El comerciante u hostelero ya sabe a qué hora y qué día tendrá que recoger su terraza. Esta vez no pasó. La sorpresa es que a las 20:00 horas (del 1 de noviembre) a todos nos dijeron que teníamos que recoger las terrazas en plena hora de la cena, en el segundo horario de ventas del día», señala el portavoz de la asociación, Nahuel Klappenbach.

El colectivo ha expresado su rechazo a la organización de la procesión al verse visto obligados, señalan, a recoger las terrazas sin que el Ayuntamiento se lo notificara previamente. «Muchos de nosotros habíamos ido a abrir en día festivo para poder trabajar. Hosteleros de la zona teníamos cogidas reservas que no hemos podido atender por no tener las terrazas abiertas», agrega la asociación, que pide al Ayuntamiento medidas para que no se repita la situación. Este sábado está previsto un desfile procesional por parte de la Hermandad del Nazareno. Preguntado al respecto, el Ayuntamiento ha evitado facilitar su versión.

Marbellahoy

Deja un comentario