A»La Junta de Gobierno de la Real Hermandad del Rocío de Jerez, evaluada la situación sanitaria, visto el incremento de casos positivos de Covid en nuestra ciudad y el alarmante aumento de la tasa de incidencia ha decidido suspender la zambomba de nuestra Hermandad prevista para el día 7 de diciembre en la Bodega-Restaurante Casa Sánchez». Así acaba de anunciarlo el equipo directivo de Joaquín Vallejo Cabrera, el hermano mayor de los rocieros de una ciudad que vive intensamente tanto esta devoción mariana como también la Navidad.

Comienza a desplegarse la cascada de decisiones respecto a estos encuentros genuinamente navideños que, en Jerez y en Arcos de la Frontera, tienen calificación BIC porque constituyen un ejemplo singular de celebración entrañable a cuidar. Pero hay que mirar antes por la salud y las cosas se están poniendo feas con la aparición en España de primeros casos de la última variante, la Omicrom. Sigue la estela iniciada por la Hermandad del Desconsuelo que suspendió la suya del 5 de diciembre. Y cabe pensar que no serán las únicas.

Cope

Deja un comentario