Todos los Datos del Sábado Santo de Cádiz 2022

Un Sábado Santo más concurrido, un cortejo más amplio; y, sobre todo, un paso que no dejará a nadie indiferente. La hermandad del Santo Entierro viene trabajando en un proceso de recuperación de esa corporación histórica con los históricos elementos que hace décadas se perdieron y cuya recuperación pretende ser impulso para devolver la cofradía al mayor esplendor que ha vivido en épocas pasadas. Y en ese camino que viene recorriendo en los últimos años, destaca sobremanera un proyecto que apunta el actual hermano mayor, Fernando Díaz, para los próximos cuatro años: volver a procesionar la alegoría del Triunfo de la Cruz sobre la muerte. Es decir, el paso de La Canina.

Este misterio, que durante años abría el cortejo de la procesión del Santo Entierro, es un muy curioso paso en el que aparece un esqueleto (popularmente denominada Canina) sentado al pie de la Cruz y pisando la bola del mundo. Una llamativa alegoría del triunfo de la muerte que en Cádiz desapareció “en las primeras décadas del siglo pasado”, según recoge la propia hermandad del Santo Entierro.

La pretensión de la cofradía es empezar a dar los pasos oportunos para incorporar el paso. Para ello, parte prácticamente desde cero, pues el único vestigio que podría quedar sería el de los respiraderos del paso (de corte rectilíneo en madera dorada) que tuvo en su día y que podrían localizarse en la actualidad en el Palacio de la Diputación Provincial. Es decir, que tendría que encargar la ejecución del esqueleto y el resto de atributos que completan el misterio, para lo cual previamente deben recibir el visto bueno del Obispado respecto al proyecto artístico que presenten y a la conveniencia de poner en la calle este llamativo paso, así como la aprobación expresa del cabildo general de hermanos, tal y como indica el actual hermano mayor en el proyecto de trabajo que ha presentado para los próximos cuatro años.

La vuelta de La Canina a la Semana Santa sería un llamativo paso en el afán de la hermandad del Santo Entierro por recuperar su máximo esplendor, “pues es notorio que cuando mejor estaba la hermandad es cuando tenía todos esos elementos que se han ido perdiendo a lo largo del tiempo y que, de algún modo, ha venido afectando al estado de la corporación”, defiende Díaz. En esta línea regresó hace unos años la procesión a la tarde del Sábado Santo, se vienen restaurando los enseres (con especial acento en la propia urna de plata) y se quiere procede ahora a la restauración de la imagen del Cristo yacente (de Francisco de Villegas); así como se viene trabajando en las cuestiones de protocolo con asesoramiento de expertos en la materia.

Lea la notica completa en DiariodeCadiz

Deja un comentario