La cofradía de Desamparados trasladará a septiembre su procesión a causa del COAC

El cambio de fechas del Carnaval tendrá sus repercusiones en el mundo de las hermandades, que de una u otra manera se ve afectado por ese baile tanto del concurso de agrupaciones como del Carnaval en la calle. A la espera de que el Obispado adopte una decisión definitiva respecto a la procesión del Corpus (que viene a coincidir con el Carnaval Chico) la hermandad de Desamparados también va a cambiar la fecha de su procesión, para no coincidir con el desarrollo del COAC.

El calendario natural de esta corporación de Gloria le llevaría a celebrar su anual procesión, que no pudo sacar a la calle en 2020 ni 2021 a causa de la pandemia, el sábado 21 de mayo; fecha para la que se confía en que la iglesia del Santo Ángel Custodio pueda haber reabierto sus puertas después de las obras de rehabilitación. Por tanto, ese día saldría la Virgen desde el templo de la Plaza del Falla, separado por apenas 20 metros del teatro donde se desarrolla el COAC.

La hermandad, en un primer momento, contempló la posibilidad de adelantar una semana su salida procesional, para realizarla el 14 de mayo y no verse afectada, de esta forma, por el concurso; pero en el calendario final publicado por el Ayuntamiento se contempla para ese día las actuaciones de las agrupaciones juveniles a partir de las seis de la tarde, lo que afectaría de lleno a la procesión.

Así las cosas, la junta de gobierno que preside Inmaculada Rivas, ha tomado la decisión de trasladar la anual procesión de la Virgen de los Desamparados al mes de septiembre, al considerar que este culto externo es del todo incompatible con una plaza del Falla que en esos sábados de mayo estará repleta de aficionados al Carnaval y de agrupaciones que entran y salen del teatro con sus respectivos pasacalles.

La decisión final, no obstante, se adoptará en cabildo general de hermanos que ha sido convocado para el próximo 4 de mayo (a las ocho y media de la tarde en la iglesia de Santa Catalina) y en el que se aprobarán también las cuentas y actividades del pasado ejercicio y el presupuesto de este 2022.

Si se confirma este cambio de fecha, el mes de mayo quedaría huérfano de procesiones en las calles del centro de la ciudad, ya que las salidas previstas (Madre del Buen Pastor desde Trille el viernes día 13 y María Auxiliadora en Salesianos el martes 24) se localizarían en la zona de extramuros, alejadas por tanto del bullicio y los inconvenientes que para este tipo de cultos tendría el carnaval y su concurso previo.

diariodecadiz

Deja un comentario