La cofradía de La Eucaristía de Zaragoza hará una procesión extraordinaria por su aniversario

Todavía quedarán 288 días para que el calendario cofrade anuncie la llegada del Domingo de Ramos y con él de la Semana Santa, pero este viernes las calles de Zaragoza serán el escenario de la salida del Cristo del Amor Fraterno. El motivo de esta procesión extraordinaria es el 75 aniversario de la cofradía de la Institución de la Sagrada Eucaristía. 

La cita es este viernes, 17 de junio, a las 21.00 horas cuando las puertas de la iglesia del Perpetuo Socorro se abran para ver sacar un paso que desde 2017 no lo hace por falta de costaleros en favor del paso de misterio de la Santa Cena que gubiara José Antonio Navarro Arteaga. Pese a ello, fue el primer paso a costal en la Semana Santa de Zaragoza con treinta hombres debajo de las trabajaderas.

En esta ocasión se han apuntado 65 hombres y mujeres que recorrerán Goya – Sagasta – Bolonia – Doctor Casas – Damas – León XIII – Lagasca – Gil de Jasa – Cervantes – Arzobispo Domenech – Moncasi- Perpetuo Socorro. Esperan acabar sobre las 21.00 horas. 

El hermano mayor de esta cofradía, Miguel Ángel Lasarte, destaca que va a ser un «momento muy especial, tanto por la celebración como porque el titular va a salir de nuevo».

La salida será muy diferente la habitual de Semana Santa. El exorno floral, que siempre es un monte de iris, será sustituido por otra flor que la cofradía se guarda el secreto, y los hermanos no irán con su tradicional hábito al igual que las hermanas de mantilla que lo harán de blanco.

La imagen del Cristo es obra del escultor murciano Antonio Labaña, fue tallada en 1991 y restaurada, por el mismo escultor, en 2001. Esta imagen representa a Cristo sedente en actitud de bendecir el pan. Constituye una instantánea de la Última Cena de Jesús con sus  Apóstoles y representa el momento en que Jesús instituye la Sagrada  Eucaristía. En sus inicios no era una talla de vestir como en la actualidad.

El paso, de estilo barroco, fue diseñado por el tallista  sevillano don Juan Mayorga, quien talló algunas partes de la canastilla.  El año 2002 se terminó de tallar y barnizar por Manuel Montañés. En  este paso se distingue: el monte, que es la parte sobre la que va  situada la imagen y que va cubierto de iris morado. La canastilla,  realizada en madera de caoba y tallada a mano, va formando vueltas y  contravueltas, con partes cinceladas en relieve y otras caladas. El  respiradero, también de madera de caoba, tallado con partes en relieve y  otras caladas.

ElperiodicodeAragon

Deja un comentario