La corona de salida de Nuestra Señora Reina de los Mártires reluce de nuevo con todo su brillo tras ser restaurada en profundidad en el taller de la firma cordobesa Herpoplat.

La presea, obra del sevillano Jesús Domínguezen 1956, se ha sobredorado y ha visto subsanados muchos desperfectos que tenía fruto de su uso a lo largo del tiempo. El hermano mayor de Buena Muerte, Joaquín de Velasco, explica que ya está lista para su triduo y para la procesión de la Madrugada de 2022.

Esta corona es rica en simbología: en la ráfaga destacan las palmas, como atributo de los mártires, y una cruz con cristal y esmalte de color rojo alusivo a ellos. En la cartela central recoge el escudo de Córdoba, y el resto de cartelas representan atributos de escenas de la Pasión de Cristo (los dados, las tenazas y los clavos, las escaleras).

En principio, este tipo de restauración puede acogerse al nuevo convenio suscrito entre el Ayuntamiento y la Agrupación de Cofradías, por lo que la hermandad solicitará la ayuda.

La corona de ‘los Negritos’ se llevó al taller a la vez que la de salida y recuperó su aspecto plateado original, terminó a finales de julio de 2021. La Reina dispone de una tercera presea más reciente que, por ahora, no precisa ninguna labor de rehabilitación.

Almuerzo solidario

La Hermandad de la Buena Muerte se suma a la avalancha de ayuda humanitaria a la isla de La Palma tras el desastre del volcán. El próximo sábado 16 de octubre organiza un almuerzo solidario en el patio de San Hipólito, con la colaboración de muchas empresas que donan productos.

Todo lo obtenido se destinará íntegramente a la ayuda asistencial de la Iglesia en La Palma. El precio del almuerzo es de 20 euros por persona (para tres consumiciones de bebida y tapa). Por la tarde habrá música y copas que se venderán aparte por cinco euros.

ABC

Deja un comentario