La Hermandad de El Valle y el Arzobispado de Sevilla se enfrentan

Una respuesta muy contundente. La Hermandad del Valle se ha defendido este martes de los argumentos dados por el Arzobispado de Sevilla en decreto para intervenir sus cuentas por una supuesta desviación del presupuesto. La corporación, cuyo hermano mayor es Gonzalo Pérez de Ayala, ha asegurado que va a recurrir el decreto de la delegación episcopal de Asuntos Jurídicos y que van a tomar todas las vías pertinentes para que el buen nombre de la hermandad no quede en entredicho. Además, argumenta que los hechos recogidos en el documento están basados en «una construcción artificial de una realidad inexistente y carente de toda lógica en derecho y en justicia». Califica la publicación del documento de Palacio como «interesada filtración» y asevera que no se le ha notificado el decreto que han conocido por la prensa. En su comunicado de siete puntos la junta de gobierno muestra su enfado absoluto por una situación que insisten ha sido «creada de la nada», solicitando una audiencia al arzobispo, monseñor Saiz Meneses, para solicitarle «amparo».

Lo primero que aclara la hermandad es que no se le ha notificado «en modo alguno» el decreto reproducido el pasado domingo por este periódico. Por ello, han instado a la delegación de Asuntos Jurídicos para las Hermandades, cuyo responsable es Miguel Vázquez Lombo, a que informe sobre cómo se pudo producir esa «interesada filtración».

Sobre la falta de respuesta de la corporación a los requerimientos de esa delegación, explican que el hermano mayor, confinado en su domicilio por Covid, solicitó dentro de los plazos establecidos un aplazamiento y que cualquier respuesta se le comunicara también por e-mail: «Sin tampoco recibir comunicación alguna, al día siguiente se firma el Decreto que ahora conocemos por la prensa».

La hermandad lamenta que las obligaciones que le impone el Arzobispado en el decreto no cuentan con el respaldo de hechos de relevancia que lo motiven en Derecho y advierte que la términos empleados no son jurídicos: «Se evidencian otras cuestiones más que una efectiva desviación presupuestaria (no concretada) de entidad suficiente para la adopción de las medidas en las que concluye».

Con respecto a la falta de petición de dispensa para la celebración de las reuniones de la junta económica, la hermandad aclara que no se ha pedido porque la misma se reúne cada tres meses y se elige en el cabildo de cuentas celebrado en el primer trimestre: «Quiere decir que, según las reglas, tendrá que celebrarse dicha reunión antes del 30 de junio (quedando mes y medio para ello), fecha para la cual ya se pretendía tener elegida la junta económica, según petición formalizada al delegado episcopal el pasado día 9 y que no ha resuelto».

La hermandad también da a conocer que sí presentó las cuentas parciales ante la oficina económica del Arzobispado. Lo hizo la semana pasada, es decir, antes de conocer la firma del decreto y explica lo motivos de su presentación en esa fecha: la emisión de las facturas de servicios y suministros a mes vencido por parte de los proveedores y evitar «un solapamiento de gastos» por el anticipo a los mismos a cuenta de los preparativos de la estación de penitencia.

Unas cuentas ejemplares

En su argumentación, la cofradía expone que no tiene inconveniente en presentar las cuentas mensualmente y defiende la labor desarrollada en los últimos cuatro años para tener una economía «absolutamente saneada». Señala que las cuentas son públicas a través de la web y auditadas externamente por la misma firma que elabora las auditorías de la Catedral o Cáritas. «Por tanto, la Archicofradía de la Coronación en el rendimiento y transparencia de sus cuentas es ejemplar en la Archidiócesis de Sevilla, conociendo todos la situación de la que venimos hace pocos años y que gracias a un arduo trabajo, comprometido y honrado, se ha superado definitivamente».

Por último, la hermandad advierte que va a luchar por defender su honorabilidad y buen nombre y considera que los hechos por los que se la acusa «son una construcción artificial de una realidad inexistente y carente de toda lógica en derecho y en justicia». Por ello, solicitan el amparo del arzobispo, con quien esperan mantener una reunión en breve. 

A continuación, reproducimos de manera íntegra el comunicado enviado por la Hermandad del Valle:

PRIMERO. Aclaramos que a la Hermandad de El Valle no se le ha notificado en modo alguno el Decreto cuya reproducción literal fotográfica ha aparecido en prensa el pasado domingo. Por ello, para dar un correcto enfoque a la actuación consistente en la interesada filtración de este documento, en el día de ayer, se instó a la Delegación Episcopal información al respecto. 

SEGUNDO. Respecto a la aludida falta de respuesta a los hechos comunicados por la Delegación Episcopal, informamos que el propio Hermano Mayor por medio de email dirigido a la Delegación Episcopal de AAJJ y al Delegado Diocesano para las Hermandades y Cofradías, remitido dentro del plazo conferido al efecto, les solicitó que, estando confinado en su domicilio por test positivo en Covid-19 y sintomatología acusada, se habilitara un aplazamiento y que cualquier respuesta se le comunicara al email. Esperando que esta petición fuera acogida, sin tampoco recibir comunicación alguna, al día siguiente se firma el Decreto que ahora conocemos por la prensa.

TERCERO. Con independencia de lo anterior, ateniéndonos al contenido del Decreto en cuestión (no notificado a la Hermandad) ningún hecho de relevancia se expone como motivación mínima en derecho aceptable, para la imposición de las obligaciones que resuelve. Antes, al contrario, en terminología más propia de otros estamentos, desde luego no los jurídicos, se evidencian otras cuestiones más que una efectiva desviación presupuestaria (no concretada) de entidad suficiente para la adopción de las medidas en las que concluye.

CUARTO. Sobre la falta de petición de dispensa para la celebración de las reuniones de la Junta Económica, no se ha pedido, simplemente porque no ha acontecido aún el evento en cuestión. La Junta económica se reúne trimestralmente y se elige en el Cabildo General de Cuentas que se celebra en el primer trimestre, por lo que su primera reunión se celebra dentro del segundo trimestre, para analizar el primero de los trimestres del año, cerrado a 31 de marzo. Quiere decir que, según las Reglas, tendrá que celebrarse dicha reunión antes del 30 de junio (quedando mes y medio para ello), fecha para la cual ya se pretendía tener elegida la Junta Económica, según petición formalizada al Delegado Episcopal el pasado día 9 y que no ha resuelto.

QUINTO. Con relación a la supuesta falta de comunicación al protectorado de las cuentas parciales a 31 de marzo, aclarar que fueron presentadas la semana pasada a dicho organismo; con anterioridad de conocer la firma del Decreto, una vez han podido formularse esas cuentas parciales. Existen fundamentalmente dos motivos para presentarlas en esa fecha: 

  • Los proveedores remiten las facturas por servicios y suministros a mes vencido.
  • Con motivo de los preparativos de la Estación de Penitencia del presente ejercicio, podrían producirse solapamiento de gastos incurridos por anticipo a proveedores.

SEXTO. Esta Hermandad no tiene inconveniente alguno en remitir las cuentas mensualmente al protectorado canónico. Gracias a la ingente y comprometida labor llevada a cabo en estos últimos cuatro años, tenemos una economía absolutamente saneada, unas cuentas transparentes con acceso público -a través de nuestra página web- y auditadas por una firma de auditoría externa. Para más información, la misma firma de auditoría que realiza tal labor para el Cabildo Catedral de Sevilla o Cáritas Española, entre otras entidades religiosas.

Por tanto, la Archicofradía de la Coronación en el rendimiento y transparencia de sus cuentas es ejemplar en la Archidiócesis de Sevilla, conociendo todos la situación de la que venimos hace pocos años y que gracias a un arduo trabajo, comprometido y honrado, se ha superado definitivamente.

SEPTIMO. Informamos a todos los hermanos que, obviamente además de recurrir el Decreto, la Hermandad ha iniciado e iniciará todas las vías pertinentes para que el buen nombre de la misma no quede en entredicho por una construcción artificial de una realidad inexistente y carente de toda lógica en derecho y en justicia.  Con independencia de todo ello, se ha solicitado Audiencia al Sr. Arzobispo de Sevilla, en solicitud de amparo ante esta situación creada de la nada

DiariodeSevilla

Deja un comentario