Francisco José Benítez Rey, Taté, no seguirá al frente de la Virgen de la Soledad de la cofradía del Santo Entierro de Cádiz ya que así lo ha decidido la junta de gobierno de la corporación

La hermandad ha emitido esta madrugada una comunicado en el que explica la decisión adoptada con respecto a la no ratificación de Francisco José Benítez Rey. Sí seguirá Juan Carlos Acosta Hevia, máximo responsable del equipo de capatacía de la Sagrada Urna.

Comunicado de la cofradía del Santo Entierro:

«Reunida la Junta de Gobierno de la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y Santo Entierro de Nuestro Señor Jesucristo, una vez analizados y estudiados los acontecimientos acaecidos el Sábado Santo de la pasada Semana Santa con la cuadrilla de cargadores del paso de la Dolorosa, y elaborado un informe completo para disponer de un relato fehaciente de los hechos para hacer una composición de lugar, comunica las siguientes decisiones:

1º- El acuerdo, con respaldo unánime de los miembros de la Junta de Gobierno, para decidir que Don Francisco José Benítez Rey deje de ejercer su labor como máximo responsable del equipo de capatacía del paso de Nuestra Señora de la Soledad. Después de lo sucedido, no existen garantías para continuar con esta línea de trabajo con vista al Sábado Santo de 2023. La Junta de Gobierno agradece el trabajo en los últimos años tanto a él como a su equipo de ayudantes.

2º- Lamentar profundamente la falta de compromiso de aquellos cargadores que no acudieron el Sábado Santo a la cita para la que habían sido llamados, y que habían aceptado, con suficiente antelación a la celebración de la Semana Santa.

3º- Esta Junta de Gobierno agradece el esfuerzo de aquellos cargadores que estuvieron desde la salida bajo el paso de Nuestra Señora de la Soledad, a pesar de la adversidad, y que portaron a la Dolorosa de regreso a la Iglesia de Santa Cruz antes de lo previsto y cuando las complejas circunstancias obligaron a ello.

4º- La Junta de Gobierno, desde un primer momento, decidió que prevaleciera la salud de los cargadores que entendieron, desde el respeto, la palabra compromiso, de ahí a la decisión de no exponerlos a algún daño físico de consecuencias irreparables si se hubiera continuado el recorrido bajo las condiciones de extrema dureza y complejidad con las que iniciaron la estación de penitencia.

5º- Y, por último, renovar la confianza en Don Juan Carlos Acosta Hevia, como máximo responsable del equipo de capatacía de la cuadrilla del paso de la Sagrada Urna de Nuestro Señor Yacente, agradeciendo su labor y compromiso el pasado Sábado Santo y durante estos años.

Deja un comentario