Ha decidido el Consejo de Hermandades que después de dos años sin Semana Santa lo mejor era no tocar nada. Con dos años de por medio se podrían haber analizado los recorridos de los últimos años, haber buscado alternativas que mejoren la Semana Santa en su conjunto, buscar itinerarios que eviten que en un mismo día todas las hermandades tengan prácticamente el mismo itinerario, promover algunos cambios de día si se viera necesario. Pero lejos de todo esto, las cofradías han apostado por repetir el esquema de Semana Santa que el Covid impidió en 2020, lo cual deja para más adelante los cambios que están por llegar. Porque los va a haber, y pronto. Ha sido en una reunión de la permanente de Juan Carlos Jurado con el PSOE gaditano cuando se han desvelado las claves que maneja el Consejo para la carrera oficial.

Los propios socialistas daban a conocer las aspiraciones que el Consejo no ha comunicado aún abiertamente. La más importante, que la carrera oficial termine en Palillero, recortando ese tramo final de Novena ciertamente incomprensible y forzado por el diseño de los palcos de la plaza (que al parecer no podrían ser trasladados a ningún otro lugar porque están ejecutados bajo el propio diseño y la pendiente de Palillero). El final en Palillero permitiría, a priori, que las hermandades tomaran por distintos caminos nada más asomar a la plaza desde Montañes; o bien girar hacia la izquierda en busca de la Plaza de las Flores (ideal para las cofradías de San Lorenzo, la Castrense o La Palma), o tomar a la derecha y seguir por Columela, o bien buscar Novena, además de quien quisiera subir por Javier de Burgos. En cualquier caso, la inmensa mayoría de cortejos verían reducido el tiempo en la calle con este final de carrera oficial; y al resto no le afectaría en nada porque podrían seguir por el itinerario que ya hoy completan.

Vinculado a este recorte, el Consejo ha trasladado su interés en que la tribuna oficial se habilite en la plaza de San Juan de Dios, que junto a Nueva se ha convertido ya en el centro neurálgico de la carrera oficial. La ocasión, si llega a trasladarse esa tribuna, sería ideal para normalizar el palco de autoridades y evitar el diseño y dimensiones del actual.

También trasladó el PSOE el interés del Consejo por el exorno de las calles, que debe ser algo vinculado a la ciudadanía y su apoyo a la fiesta en lugar de un trabajo del Ayuntamiento que desnaturalice ese exorno.En cualquier caso, los planes del organismo cofradiero para el futuro de la carrera oficial ya revolotean en el Ayuntamiento, por lo que se puede confiar en que su ejecución es solo cuestión de tiempo. Y la Semana Santa de próximo año será la antesala de las elecciones municipales.

Lea la Noticia Completa en DiariodeCadiz

Deja un comentario