La Semana Santa de Málaga tampoco se verá este año desde la Tribuna de los Pobres

La Semana Santa de Málaga tampoco podrá verse este año desde la Tribuna de los Pobres. Tras dos ediciones seguidas en las que el impacto de la pandemia de la Covid ha impedido el recorrido de las procesiones por las calles de la capital, este ejercicio es el retraso en los trabajos de reurbanización de la calle Carretería lo que va a impedir que, como era tradición, cientos de malagueños se agolpen junto a la conocida escalinata para ver el paso de los santos.

La evolución de la actual crisis sanitaria y la decisión de la Junta de Andalucía de evitar medidas drásticas hacen pensar en que este 2022 sí tendrán lugar los tradicionales desfiles cofrades. Lo harán, en cualquier caso, sin uno de sus principales referentes populares.

Varias fuentes consultadas por EL ESPAÑOL de Málaga han confirmado la imposibilidad real de que el primero de los tramos del eje actualmente en obras, que se extiende entre la Tribuna de los Pobres y Postigo de Arance, esté completado en los plazos inicialmente previstos. 

De acuerdo con el calendario fijado por las empresas constructoras, una unión temporal integrada por Acsa y Hormaceta, seis meses era el tiempo previsto para culminar el primero de los cuatro escenarios en los que ha sido dividido el proyecto de intervención. Una cuenta atrás que quedó activada el pasado 4 de octubre, fijándose como fecha tope los primeros días de abril. Este año la Semana Santa se localiza entre el 10 y el 17 de abril.

Preguntado de manera directa, el concejal de Ordenación del Territorio, Raúl López, ha eludido hablar de fechas de terminación y de si los mismos afectarán o no a la Semana Santa. Lo que sí ha confirmado es la ralentización que está sufriendo los trabajos.

Una de las razones es la aparición de «los tirantes de unos muros» que al parecer fueron construidos a modo de sostén del avance del río Guadalmedina. Esto ha obligado a los técnicos a estudiar el modo de actuar sobre los mismos, alargando los tiempos previstos de la operación.

Ante esta importante novedad, queda por saber el modo en que la Agrupación de Cofradías de Málaga reordena el itinerario de la próxima Semana Santa. No puede descartarse la posibilidad de que las cofradías puedan mantener el trazado de Carretería no afectado por la obra, buscando alguna vía paralela para continuar en dirección hacia el recorrido oficial. Una medida, en cualquier caso, claramente condicionada por la dimensión de los cortejos y la estrechez de las posibles alternativas.

Tampoco parece contemplarse, como sí ocurrió con parte de la Alameda Principal durante el proyecto de semipeatonalización, la posibilidad de reponer de manera provisional el tramo en obras. Al impacto que ello tendría desde el punto de vista económico y de aumento de los plazos, habría que sumar que no se podrían ofrecer las mejores condiciones de seguridad para el importante número de personas que pasaría por el mismo.

El proyecto de reurbanización de Carretería suma al primer tramo de Tribuna de los Pobres-Postigo de Arance, otros tres más: Postigo de Arance-Plaza San Francisco; Plaza San Francisco-Ollerías, y Ollerías-Dos Aceras/Álamos. La operación de regeneración de esta calle se dio casi cinco años después de que el Ayuntamiento recibiese luz verde para financiar el 80% de la obra con fondos procedentes del programa Edusi.

La ejecución del plan contemplado, que tiene un coste global de unos 3,8 millones de euros (IVA incluido), dejará a un mismo nivel toda la calle, aumentando de manera clara el espacio peatonal. Uno de los efectos más evidentes es que, según los estudios, el tráfico de paso se reducirá un 21%. Para controlar que eso sea así se instalarán cámaras mediante las que filtrar el acceso a aquellos vehículos autorizados.  

ElEspañol

Deja un comentario