El momento en que la cofradía de la Sentencia de Córdoba pueda salir de la nueva casa que ha adquirido la parroquia de San Nicolás para que sea su sede y para que pueda comenzar desde allí su estación de penitencia el Lunes Santo tendrá que esperar todavía.

El hermano mayor, Rafael Salamanca, confirmó a ABC que la cofradía de la Sentencia saldrá el Lunes Santo de 2022, como hasta ahora, desde el atrio de su sede, la parroquia de San Nicolás. «Las obras de la nueva casa están a la espera de unos permisos de Urbanismo y todavía no es posible abrir la puerta para salir», afirmó.

En este momento, dijo Salamanca, la rehabilitación de la cubierta está casi terminada, lo que garantiza la integridad del inmueble.

Terminó también la intervención arqueológica en los paramentos, pero no en el pavimiento, por la presencia de los puntales.

El problema está en la solicitud para la modificación de la ficha de protección, que es necesaria para demoler los forjados y dejar todo el espacio diáfano. Así, la hermandad contará con el espacio necesario para montar sus pasos, pero también se recuperará la volumetría original.

La parroquia de San Nicolás adquirió hace unos años un edificio entre las calles Barroso y Saravia, en pleno Casco Histórico, para cederlo a la hermandad de la Sentencia mientras residiera en el templo, como ha sucedido desde su fundación hace más de tres cuartos de siglo.

Esto haría posible una salida menos complicada que la actual, ya que el atrio condiciona mucho a la hermandad. A la entrada, el paso del Señor debe esperar al de la Virgen, que entra primero, porque así lo dictan las dimensiones de este espacio.

Lo que sí sabe la cofradía es que María Santísima de Gracia y Amparo podrá estrenar el manto bordado en oro que se bendijo el 8 de diciembre de 2020. Disponer de la casa tiene que suponer para la hermandad decana del Lunes Santo algo más que cambiar de lugar de salida.

El atrio de San Nicolás tiene unas dimensiones muy reducidas que condicionan las proporciones del paso de palio. Cuando se pueda salir de la casa, la cofradía quiere hacer más amplio el conjunto que se ha ido completando en los últimos lustros.

No tendrá problemas porque dispondrá de unapuerta más ampliay de un espacio más ancho. El manto ya se hizo pensando en estas nuevas dimensiones y la cofradía dudaba de si podría salir en el paso de palio con las medidas actuales.

Para eso, precisó Rafael Salamanca, se ha hecho una prueba y se ha comprobado que es posible que la pieza bordada por Franciso Pérez Artés con diseño de Rafael de Rueda encaja en el paso actual.

Con el horizonte de continuar en el atrio de San Nicolás también en este 2022, la parroquia de San Nicolás y la hermandad seguirán esperando el momento de reanudar las obras en el histórico edificio.

Los trabajos, cuando se puedan reanudar, permitirán hacer allí una casa para que la corporación del Lunes Santo, una de las que más ha crecido en los últimos años, pueda hacer su vida e iniciar desde allí su estación de penitencia. Las imágenes permanecerán todo el año en San Nicolás, su sede canónica, y se trasladarán en los días anteriores a la Semana Santa.

abc

Deja un comentario