La Virgen de Araceli de Lucena será recibida por el Obispo de Córdoba en la Catedral en una misa de acción de gracias

La Virgen de Araceli, Patrona de Lucena, retornará al Santuario el domingo 13 de febrero, una vez concluya la restauración que, actualmente, realiza la empresa Regespa en Córdoba.

A finales del último septiembre, tanto la Virgen como el Niño Jesús que porta en sus brazos fueron trasladados a la capital cordobesa. Fundamentalmente, los trabajos se basan en el reforzamiento de la estructura interior y en la fijación de la policromía de unas imágenes cuyo origen se remonta a 1562.

Antes de volver a Lucena, la Virgen de Araceli saldrá en procesión por las calles de Córdoba, desde la iglesia de San Francisco y San Eulogio hasta la Mezquita-Catedral. En este templo principal, las 12 del mediodía del 13 de febrero, el obispo de la Diócesis, Demetrio Fernández, oficiará una eucaristía, con motivo del Encuentro de Novios, y que será presidida por la Virgen de Araceli.

Rafael Ramírez, hermano mayor de la cofradía aracelitana, ha confirmado que “vamos a disponer de todos los medios necesarios para que todos los devotos de la Virgen de Araceli”, el domingo 13 de febrero, “puedan ser partícipes en primera persona del acto de la procesión previa y de la función religiosa”.

Una semana después, habrá “la posibilidad de tener a la Virgen muy cerquita y con tranquilidad en el camarín”.

La misa de acción de agracias está organizada, también, por la delegación diocesana de Familia y Vida. El presidente de la vocalía de Juventud de la cofradía, Juan Manuel Osuna, mandará a la cuadrilla que trasladará, en Córdoba, a la Virgen de Araceli.

La propia hermandad lucentina ofrecerá el desplazamiento en autobús a Córdoba para los devotos. Posteriormente, los días 19 y 20 de febrero, tendrán lugar unas jornadas de puertas abiertas en el camarín de la ermita de la Virgen de Araceli.

AndaluciaCentro

Deja un comentario