La Virgen del Amor de Juan Manuel Miñarro ya tiene un destino definitivo. Ha sido donada finalmente a la Hermandad de Lanzada, y recibirá culto en la iglesia de San Martín o en la sede canónica donde resida la entidad.

Así se aprobó en cabildo de oficiales el pasado 26 de abril y ha sido ratificada por la autodridad eclesiástica con firma del pasado 20 de junio. Quedaría por saber qué ubicación tendrá la imagen dentro del templo.

La Virgen del Amor de Juan Manuel Miñarro

El imaginero Juan Manuel Miñarro ejecuta una nueva dolorosa en el año 1989 siguiendo el modelo antiguo, recordando a las dolorosas de Juan de Astorga o de Pedro Roldán.

De forma paralela, le fue encomendada las tareas de restauración del Cristo del Perdón de la parroquia de San Isidoro, coincidiendo con el cierre del templo por obras. En las continuas visitas al taller por parte del párroco, José Luis Peinado, se interesó por la imagen mariana que estaba gubiando el propio Miñarro.

Ya en 1990, cuando volvió a abrir sus puertas, Miñarro y Peinado acordaron que la talla recibiría la advocación del Amor y que se trasladase, a modo de depósito, junto al retablo del crucificado para recibir culto. Tras el conocimiento de la obra, fueron muchas entidades las que se llegaron a interesar por la propia talla. Fue bendecida el 28 de marzo de 1992 en la parroquia de San Isidoro.

Lea la noticia completa en Inriinformacion

Deja un comentario