a cofradía de Las Aguas se trasladará el jueves 25 a su nueva sede canónica, la iglesia de Santa Cruz. La hermandad del Miércoles Santo ultima estos días los preparativos previos para su llegada a la Catedral Vieja que será un día antes de lo anunciado en un principio.

El miércoles 24 está previsto que se proceda a la bajada del Cristo en la iglesia del Pilar, donde se encuentran los titulares actualmente. Será un acto íntimo y entreñable y tras el que el Cristo de las Aguas quedará delante del altar del templo.

De cara al 25, la salida de San Felipe se plantea sobre las 18.30 o 19.00 horas y el itinerario aún está pendiente de quedar confirmado pero la intención es obstaculizar lo menos posible el tráfico.

Por su parte, el cortejo lo integrarán los hermanos que quieran acompañar a sus titulares en este traslado hacia la nueva sede. Además del Cristo, la Virgen de la Luz irá en una parihuela de la hermandad y tras ella, San Juan en otra. No obstante, desde la propia corporación no se descarta que Virgen y San juan compartan la misma parihuela, dependiendo en todo caso del número de hermanos que acompañen a las imágenes.

La llegada a Santa Cruz está prevista sobre las 21.00 horas de ese jueves 25 de noviembre. La hermandad de Las Aguas se ubicará en la capilla donde se encuentra el retablo de San Antonio. Allí ya se ha dispuesto todo lo necesario para ubicar a las imágenes. Además, la intención de la cofradía de Miércoles Santo es que la cotitular, la Virgen de Guadalupe que actualmente se encuentra en la casa de hermandad en la calle Torre, pueda estar también al culto en la nueva sede.

Lavozdigital

Deja un comentario