En pocos días se iniciarán las catas para la restauración del retablo cerámico del Cristo de la Buena Muerte ubicado en el templo fundacional de la hermandad, la iglesia de la Anunciación. Después de un largo proceso de tramitación de permisos, dado que la iglesia de la Anunciación es propiedad de la Universidad de Sevilla, la hermandad iniciará en breve los trabajos de inspección del retablo previos a su proyecto de conservación y restauración.

Bendecido el 25 de octubre de 1953, la cerámica policromada donde se representa la imagen del Cristo de la Buena Muerte fue realizada por el pintor y ceramista Antonio Kiernam Flores, y se elaboró en la Fábrica de Cerámica Santa Ana de Triana. Los autores del proyecto fueron Francisco Collantes de Terán Delorme, Antonio Delgado Roig y Alberto Balbontín de Orta.

Sesenta y ocho años después de su colocación, la hermandad abordará un importante esfuerzo patrimonial para conservar este azulejo, cuya presencia en un lateral de la iglesia de la Anunciación sigue recordando la fundación de la hermandad en este templo y nuestra estancia en el mismo hasta el año 1966.

Las tareas de inspección y diagnosis serán coordinadas por nuestros hermanos Juan Jesús Martín del Río y Miguel León Muñoz, ambos miembros de la comunidad universitaria (Departamento de Construcciones Arquitectónicas II), quienes en colaboración con la empresa Benza Conservación y Restauración S.L. realizarán la valoración de los trabajos necesarios.

En pocos días se instalará una plataforma elevadora para realizar las tareas de inspección, diagnosis y valoración de patologías de este retablo ubicado en la Plaza de la Encarnación sobre los parámetros verticales de la iglesia de la Anunciación, y para cuya restauración la hermandad va de la mano de la Dirección General de Patrimonio de la Universidad de Sevilla.

abc

Deja un comentario