javieres palio ko6E Los Javieres de Sevilla busca financiacion para su nuevo palio

La hermandad de los Javieres ha lanzado una campaña de donativos para poder finalizar el nuevo palio para la Virgen de Gracia y Amparo que está en este momento en proceso de ejecución en el taller de Francisco Carrera Iglesias, ‘Paquili’.

Por ello, la corporación de la calle Feria ha abierto el código de Bizum 03301 por el que se puede donar. Este hecho permitirá que l nombre del mecenas vaya incorporado al interior del conjunto a modo de recuerdo de la donación.

El nuevo palio de los Javieres

La hermandad de los Javieres, tras la aprobación en cabildo general, afronta la realización de una intervención que concluya definitivamente el paso de la Virgen de Gracia y Amparo. Un proyecto que busca armonizar definitivamente un conjunto, apostando por la calidad contrastada del diseño de Javier Sánchez de los Reyes y el taller de Francisco Carrera Iglesias.

De este palio ya se conoce la gloria que acaba de finalizarse. Del resto del proyecto, el hermano mayor, José Antonio Oliert, aseguró hace unos meses a este periódico que no será estrenado antes de siete u ocho años.

El nuevo diseño pretende integrar definitivamente la evolución estética de un palio que es fruto de numerosas intervenciones desde su primera salida procesional en el año 1980. Desde entonces, las limitaciones económicas condicionaron sucesivos añadidos y reformas, con diversos autores y opciones estéticas que hacían difícil unificar estéticamente el conjunto. Desde la peana, procedente de la hermandad de la Amargura, a los primeros bordados, diseñados por Antonio Dubé de Luque y realizados con la técnica de recorte, se pasaría por el estreno de los respiraderos y la corona de Ramón León, la nueva candelería de Juan Borrero, el techo bordado en oro a realce por José Ramón Paleteiro o el manto, también bordado en oro a realce por el mismo taller siguiendo modelos “juanmanuelinos”. Un conjunto reformado en años sucesivos, tanto en respiraderos como en varales, pero que no alcanzaba la necesaria calidad y excelencia en una gloria bordada en sedas que no acababa de encajar con el resto de los bordados, o con unas bambalinas de aplicación que, además, no estaban bordadas en su parte interior. Se hacía necesario, especialmente tras la acertada incorporación de la talla de San Juan atribuida a Montes de Oca, un proyecto definitivo para la integración estética del palio.

abc

Deja un comentario