El Arzobispado de Sevilla acaba de levantar las limitaciones sobre el culto público y autoriza el regreso de las procesiones. Acaba de publicar un comunicado en los siguientes términos:

El curso favorable de la situación sanitaria derivada de la pandemia del Covid-19, con un descenso de contagios y el avance de la vacunación como aspectos más destacados de esta tendencia positiva, ha llevado a los Obispos de la Provincia Eclesiástica de Sevilla (Sevilla, Asidonia-Jerez, Cádiz y Ceuta, Canarias, Córdoba, Huelva y Tenerife) a plantear la actualización de las disposiciones canónicas vigentes en estas diócesis. Damos gracias a Dios, a quien hemos clamado constantemente, y a su bendita Madre, por escuchar nuestra oración.

El Arzobispo José Ángel Saiz, Obispo de Sevilla, modifica el Decreto que no permitía el culto externo.

En consecuencia, las diócesis han considerado la conveniencia de retomar la normalidad del culto externo, tal como se ha empezado a hacer de manera puntual en algunos lugares. No obstante, desde las diócesis se reitera el llamamiento a los fieles para que sigan atendiendo las disposiciones y recomendaciones que emanan de las autoridades competentes, un presupuesto que ha resultado fundamental para poder afrontar el regreso a la normalidad en el culto.

Al mismo tiempo se agradece públicamente la colaboración de los fieles en estos meses en los que el culto interno y externo se ha visto afectado de forma relevante.

En el caso de la diócesis de Cádiz, la prohibición de salir a la calle en procesión, vía crucis, rosario o cualquier otro modelo de culto está vigente desde el pasado 8 de enero, cuando la pandemia azotaba duramente la provincia. Desde entonces ha mantenido Zornoza en vigor el documento. Incluso esta misma mañana el obispo negaba que fuera a levantar el decreto, aunque minutos después el propio Obispado ha hecho público el comunicado enviado por la provincia eclesiástica de Sevilla.

Los obispos hacen referencia al «curso favorable de la situación sanitaria derivada de la pandemia del Covid-19, con un descenso de contagios y el avance de la vacunación como aspectos más destacados de esta tendencia positiva» como argumentos para proceder al levantamiento de esos decretos de suspensión del culto en la vía pública, viendo conveniente ahora «retomar la normalidad del culto externo».

Eso sí, desde la Iglesia se pide a los fieles «que sigan atendiendo las disposiciones y recomendaciones que emanan de las autoridades competentes, un presupuesto que ha resultado fundamental para poder afrontar el regreso a la normalidad en el culto».

Anulado, pues, el decreto episcopal, la posibilidad de volver a ver pasos e imágenes en la calle depende ahora, en el caso de Cádiz capital, del Ayuntamiento, que tendrá que ser el encargado de autorizar o no estas salidas en base a las condiciones en que se planteen y al nivel concreto de incidencia del Covid que exista en cada momento.

Deja un comentario