El Cabildo no le ha dado mayor importancia a la cuestión, pero sí lo han hecho muchos cofrades. Unos dicen que así se podrán disfrutar de estampas nunca vividas, otros que se podrían haber tomado algunas medidas. El diseño del paso no deja tampoco muchas opciones. La peana es enorme y, si acaso, cabrían algunos faroles. Pero poco más. Ahora hay quien considera que se debería haber apostado quizás por la mañana del 8 de diciembre.

Está claro que las tertulias tienen material para el análisis con esta procesión extraordinaria. La Patrona no sólo llegará a la Plaza Nueva con la noche cerrada, sino que hará un recorrido marcado por la decoración navideña. Una combinación insólita.

Está asegurada la presencia masiva de público. El horario y el ambiente festivo de las calles hará que la participación sea muy importante. Eso es fundamental, porque la última vez que la Virgen salió fuera de fecha (ocurrió en 2013 con ocasión del Año de la Fe) hubo un bajonazo de gente al ser un domingo de mayo de fuerte calor.

La tarde del 7 de diciembre es una fecha “poco cofradiera”, como se destaca en algunos conciliábulos, los mismos en los que se apunta también a la conveniencia de que el Cabildo se deje asesorar en materia de procesiones por quienes más saben. ¿Y quiénes son? Los cofrades. Si la Iglesia tiene sus doctores, las cofradías, cómo no, cuentan con los suyos.

Recuerden, por ejemplo, cómo acertó el Cabildo Catedral cuando en su día delegó en las cofradías el montaje de la mayoría de los pasos de la procesión del Corpus. Anteriormente presentaban una estética más pobre, mucho menos cuidada. El Cabildo tiene un buen equipo de reconocidos cofrades que se afanan los días de procesión como el Jueves de Corpus y el 15 de agosto. ¿Por qué no se les ha preguntado? Y no digamos en este caso la asociación de devotos. Todos, no hay duda, harán lo posible para que la procesión sea un éxito, aunque preocupe esa noche cerrada… con la luz laica de la decoración navideña. Y la foto de la Avenida tomada por el público está garantizada.

DiariodeSevilla

Deja un comentario