Monseñor Saiz Meneses, durante la presentación de la Semana Social de España, que tendrá lugar en Sevilla del 25 al 27 de noviembre, habló del candente tema de actualidad de las procesiones extraordinarias en la provincia. «Actúo como un padre comprensivo con quienes las piden», explicó el arzobispo, que recordó que «las procesiones extraordinarias se autorizan en el Consejo Episcopal bajo criterios objetivos». El principal, según contó monseñor Saiz Meneses, es que la pandemia haya finalizado. «Hasta que la OMS no lo diga, no es el momento», comentó durante la rueda de prensa refiriéndose a la Organización Mundial de la Salud.

Este mensaje no sólo lo mandó a los cofrades de Carmona que han protestado por la denegación de la salida de la Virgen de Gracia, sino a todos los que están pidiéndolo desde otros municipios. A ellos les pidió «comprensión mutua». Algo que, a tenor de la movilización de algunos devotos carmonenses, no está existiendo. El descontento con la decisión arzobispal hizo que la capital hispalense amaneciera el pasado viernes con panfletos pegados en las fachadas de algunos templos. En ellos se exigía a la autoridad eclesiástica que cambie su postura en este asunto. «La Virgen de Gracia, ¡al pueblo!, Carmona te aclama», se podía leer en uno de estos escritos, en el que también se dirigen al Arzobispado: «Palacio, fariseos y mercaderes». En dicho texto se explica que «la Santísima Virgen de Gracia ha auxiliado desde hace siglos a su pueblo de Carmona en las calamidades que han sufrido la ciudad y toda España». En el planfleto se abunda en que «ahora el Arzobispado nos niega implorar su ayuda y consuelo en estos momentos en los que tanto la necesitamos», en alusión a la actual pandemia del Covid-19.

DiariodeSevilla

Deja un comentario