Nuestra Señora de los Dolores en su Soledad coronada, titular de la hermandad de la Soledad de Alcalá del Río, saldrá en procesión extraordinaria el próximo 31 de octubre con motivo del 25 aniversario de su coronación canónica.

Tras la recuperación del culto público, la cofradía del Viernes Santo ha confirmado la celebración de la salida extraordinaria a través de un comunicado. En el mismo, se refiere que la Virgen protagonizará «una procesión triunfal en su portentoso paso de palio, como estaba previsto y todos deseamos, y que llevaremos a cabo con toda la solemnidad, emoción y fervor que este aniversario y la Santísima Virgen merecen».

Según ha adelantado la corporación en el referido comunicado, en dicha jornada se celebrará la misa ante el paso de la Santísima Virgen y el rezo del ángelus. Durante la mañana distintas bandas realizarán pasacalles por la localidad. La salida en procesión, «prevista durante la tarde noche», contará con la banda de música de la propia hermandad y la banda de música de la Cruz Roja de Sevilla como acompañamiento musical. En próximas fechas se dará a conocer el programa de actos completo.

El pasado mes de junio la hermandad celebró las bodas de plata de la coronación canónica de Nuestra Señora de los Dolores en su Soledad. El calendario de cultos y actos previsto tuvo que ser modificado ante la situación sanitaria. El Arzobispado de Sevilla aprobó, el pasado mes de abril, el aplazamiento de las dos salidas procesionales previstas. De este modo, la procesión triunfal y de gloria de la dolorosa quedó fijada para el 31 de octubre, mientras que la Santa Misión, que recorrerá toda la localidad como en junio de 1996 con los dos titulares de la cofradía, quedó pospuesta para el 27 de noviembre.

Con todo ello, la hermandad celebró en torno al 15 de junio los actos conmemorativos, quedando a expensas de la mejora de la situación sanitaria para culminar con las dos salidas procesionales.

La del día 31 de octubre no será la primera salida de la dolorosa en este año de aniversario. El pasado 15 de junio, fecha en la que se cumplió el 25 aniversario de la coronación canónica, la Virgen salió en procesión, portada en andas por los miembros de la junta de gobierno, para ser trasladada a la plaza del Calvario, vecina a la parroquia de Santa María de la Asunción. En este enclave se celebró la solemne función de acción de gracias, presidida y celebrada por el cardenal Arzobispo emérito de Sevilla, Fray Carlos Amigo, quien ya tuviera la dicha de coronar canónicamente a la Santísima Virgen en 1996. Fue, por tanto, la primera imagen en salir en procesión tras la pandemia para este traslado, que se realizó por un itinerario acotado y sin público, ya que los hermanos aguardaban en la plaza para la celebración de la eucaristía.

ABC

Deja un comentario