El Ayuntamiento ha sido pieza clave en la declaración de la Semana Santa de Cádiz como Fiesta de Interés Turístico Nacional. Y el alcalde de la ciudad, José María González ‘Kichi’, ha recordado los malos augurios que rodeaban a las cofradías gaditanas cuando llegó a la Alcaldía hace ahora siete años. «Es gracioso lo que se decía en 2015 de que íbamos a acabar con la Semana Santa y poco menos que a quemar las iglesias», ha manifestado Kichi.

Lejos de esas imágenes, el alcalde se ha felicitado por una declaración que «pone a la Semana Santa en el sitio que se merece» y que culmina un «proyecto de ciudad». Ha defendido Kichi el «trabajo honesto y de corazón» que el equipo de gobierno que él preside viene haciendo con la Semana Santa «porque la queremos, la cuidamos y queremos llevarla al sitio que se merece«. «Entre otras cosas, porque encima es un elemento dinamizador de la ciudad», ha añadido

Lea la noticia completa en DiariodeCadiz

Deja un comentario