¿Quien fué Longino de Cesárea?

Según la tradición católica, Longino de Cesárea, o Longinos, fue el soldado romano que traspasó el costado del cuerpo de Jesús con su lanza y que tras ver la fuerza de la naturaleza y tinieblas que se produjeron a la muerte del Señor, pronunció la frase que le hizo primer convertido a la fe cristiana: «Verdaderamente, Este era el Hijo de Dios».

En la Semana Santa sevillana lo vemos en dos misterios: en el de la Hdad de la Lanzada, traspasando el costado de Cristo, obra del imaginero José Antonio Navarro Arteaga de 1999, y en la Hdad del Cerro del Águila, tallado por el imaginero Juan Manuel Miñarro en la década de los ochenta.

Aquí Longinos aparece en una actitud de sumisión ante Cristo, al que se rinde mirándole fijamente, manteniendo la lanza en sus manos y el casco, que en disciplinada actitud militar, se ha desprendido de él para apretarlo contra la coraza.

Se cuenta que se estaba quedando ciego y, que al dar la lanzada, una gota del Salvador que cayó sobre sus ojos lo sanó al instante, por lo que abandonó la carrera de soldado y tras ser instruido por los apóstoles, llevó una vida monástica en Cesárea, Capadocia, donde ganó muchas almas para Cristo por medio de palabras y ejemplo.

Deja un comentario