Las dos primeras corporaciones que llevarán a sus iconos devocionales desde sus templos hasta las respectivas casas hermandad serán las archicofradías de la Expiración y la Esperanza. Ambas lo harán el próximo viernes 22 y utilizarán un itinerario de apenas unos metros, todo lo contrario de lo que viene haciendo la Expiración cada Viernes de Dolores cuando recorre el viejo Perchel.

La Archicofradía de la Esperanza, por su parte, trasladará a su Dolorosa cuando finalice la misa que se celebrará a las 20.15 horas en la basílica. La imagen recorrerá, en torno a las 20.45 horas, los escasos metros que distan entre el templo y el salón de tronos de la archicofradía.

Deja un comentario