Da la sensación de que la cuenta atrás para la Semana Santa de 2022 ya ha comenzado y es que, los cofrades, tienen tantas ganas de volver a ver sus cofradías en la calle, que con poco menos de cien días de antelación ya hablan de cómo será el domingo 10 de abril, Domingo de Ramos.

La Semana Santa de 2021 no pudo estar marcada por otra situación que no fuera el Covid-19. Sin embargo, sus cofrades crearon tal atmósfera de puertas hacia dentro en los diversos templos, que en momentos determinados, terminamos olvidándonos un poco del dichoso virus, pareciendo que veríamos en cualquier momento asomar por cualquier esquina un río de capirotes.

Desde entonces no faltaron actividades, actos penitenciales, exposiciones, etc, como tampoco ha faltado la cobertura que esta casa le ha dado a la Semana Santa gaditana, tanto en 7TV como en las plataformas de Viva Cádiz en formato papel y digital. El hecho de que no salieran procesiones a la calle, no le restaba importancia a que vivieramos una Semana Santa auténtica y real, en la que las imágenes fueron veneradas y muy visitadas. Todos los actos realizados dentro de los templos llevaron una carga emocional extraordinaria, como era de esperar.

Otro aspecto a destacar de la Semana Santa pasada fue el esfuerzo que hicieron las hermandades para ponerle en bandeja a sus hermanos su cofradía. Ofrecieron a los cofrades todo lo que -en tales circunstancias- se podía ofrecer: altares extraordinarios, imágenes de devoción a ras de suelo para poder tener sus miradas más cercas que nunca.

Del 24 de febrero al 4 de marzo estuvieron expuestas más de 100 piezas en el Museo provincial de Cádiz y en la Fundación Cajasol. Una muestra titulada “Una Historia de Fe”, que se desarrolló en el Museo provincial de Cádiz y en la sede de la entidad, en la Casa Pemán (plaza de San Antonio, 14). El Consejo de Hermandades y Cofradías de Cádiz, a través de las corporaciones de penitencia de la ciudad, realizaron un importante esfuerzo para aunar tanto patrimonio en esta gran exposición que nos ha acompañado durante la Cuaresma y la Semana Santa de 2021.

El paso de misterio del Santísimo Cristo de la Misericordia, el manto de salida del Ecce Homo, el manto de la Amargura o el manto de salida de María Santísima del Rosario en sus Misterios Dolorosos, fueron algunas de las piezas que pudimos admirar durante más de un mes en el Museo provincial de Cádiz.

Fue  tal la intensidad con la que la ciudad y sus cofradías trabajaron en la pasada Semana Santa, que da la sensación de que ese esfuerzo no descansará hasta que el próximo domingo 10 de abril de 2022, la hermandad de la borriquita ponga su Cruz de Guía en la calle y el primer rayo de luz se derrame sobre la imagen de nuestro Padre Jesús de la Paz. Entonces, esta ciudad que tanto sabe de fe y de devoción, de constancia y de trabajo, respirará sosegada. 

Andaluciainformacion

Deja un comentario