Lea la noticia en DiariodeCadiz

Las misas en la capilla de María Santísima de los Desamparados (antigua de San José) se han suspendido ante la falta de sacerdotes.

Así lo ha anunciado la hermandad del mismo nombre tras despedir al que durante los últimas décadas ha sido ininterrumpidamente su capellán, Rafael Peláez Laserna, que el pasado domingo ofició su última misa como tal y hacia el que la cofradía ha querido agradecer públicamente «su cariño y compromiso». 

«Ante la inexistencia de sacerdotes en nuestro Arciprestazgo que puedan desempeñar las funciones de capellán y la dificultad para que lo hagan sacerdotes de otras localidades, por el momento es inviable la celebración semanal de la santa misa de hermandad en nuestra capilla, por lo que las mismas quedan suspendidas», ha informado la cofradía del Viernes Santo. La capilla, no obstante, seguirá abierta de lunes a viernes -de 18.30 a 20.30 horas- para facilitar la veneración a los titulares de la hermandad.

Del mismo modo, los cultos que a lo largo del año dedica la cofradía a sus titulares seguirán celebrándose en este templo. La capilla se emplaza en las históricas dependencias que ocupa la Escuela de San José, que también cerrará sus puertas al concluir el presente curso escolar, lo que dejará a este céntrico edificio sin uso después de varias décadas. 

Deja un comentario