Todos los Datos de la Procesión de la Virgen de la Paloma de Madrid

El próximo lunes, 15 de agosto, la Iglesia celebra la solemnidad de la Asunción de María en su advocación de la Paloma y en toda España ya se preparan las parroquias para celebrar esta importante festividad.

Según ha informado la archidiócesis de Madrid, Gabriel Benedicto, párroco de la Virgen de la Paloma y San Pedro el Real, lleva preparándose “desde hace meses” para celebra esta festividad: “A la gente le gusta que la Virgen vuelva a pasar por su calle y que otro año más se cruces sus miradas”.

Han sido dos años sin procesión por la pandemia del coronavirus y ahora vuelve la alegría y la fiesta. La Misa solemne, a las 13h, estará presidida por el cardenal Carlos Osoro, arzobispo de la ciudad y asistirán autoridades del Ayuntamiento y la Comunidad, y miembros de las distintas congregaciones, cofradías, asociaciones y hermandades de la archidiócesis.

Al término de la Misa, miembros del Cuerpo de Bomberos del ayuntamiento procederán al tradicional descendimiento del cuadro de la Virgen, para su veneración, siguiendo el orden protocolario: arzobispo, párroco, sacerdotes concelebrantes, autoridades representantes del Ayuntamiento y la Comunidad, damas de los bomberos, junta directiva de la Congregación y fieles en general.

ctv-fym-virgen-paloma-previa-22-cuadro

Según ha informado la archidiócesis, la veneración continuará hasta las 18:30h, momento en el que tendrá lugar un homenaje del pueblo de Madrid a la Virgen, que concluirá con el rezo del rosario, a las 19h. Se trata de una “expresión del amor y la devoción a la Virgen”.

Tras el Rosario, el cuadro de la patrona será instalado en la carroza para su salida procesional por las calles que empezará a las 20h. A su regreso, el cuadro será colocado de nuevo en el retablo, acompañado por el rezo de la salve y el canto del himno a la Virgen.

ctv-npt-virgen-paloma-previa-22-bomberos

El párroco de La Paloma tiene claro que la procesión es “el plato fuerte de la fiesta” y llevan un año llevan preparándose feligreses y vecinos para recibir por todo lo alto a la Virgen en la calle. “Este año especialmente – dice el párroco a los medios de la archidiócesis de Madrid – le podemos pedir que derribe en nosotros el muro del odio, que comienza a pequeña escala con rencillas familiares o vecinales, y que acaba con la guerra y con la pérdida del don de la paz”.

“No podemos detener las guerras – añade el sacerdote – pero sí apagar los pequeños fuegos a nuestro alrededor”. Además, Gabriel Benedicto pide “volver a mirar a las personas que están solas […] cada vez hay más personas que se enfrentan a sus últimos días solas y cuidarlos es vivir la ecología integral de la que habla el Papa Francisco”.

Deja un comentario