Una procesión conmemorará el 29 de mayo el 40 aniversario del "milagro de Guadiaro"

En virtud de este acuerdo, el Consistorio colabora con la ornamentación floral de la Virgen de los Dolores, que, como año, saldrá en procesión por las calles de Guadiaro. El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, acompañado de la concejal de Tradiciones, María del Mar Collado, ha firmado el convenio junto al párroco de Guadiaro, José Carlos Mellado.

El alcalde se mostró encantado con poder colaborar con esta procesión extraordinaria en la que se conmemora ese hecho histórico y de contribuir al mantenimiento de las tradiciones y al respeto de los vecinos de Guadiaro.

Aprovecharon Ruiz Boix y Collado para saludar al nuevo párroco de Guadiaro, en la confianza de que hará un buen trabajo y logrará que el próximo año vuelva a salir la procesión en Semana Santa en Guadiaro.

El párroco de Guadiaro, José Carlos Mellado, agradeció la colaboración del Ayuntamiento para poder llevar a cabo esta procesión, y lamentó que este año no haya podido procesionar en Guadiaro el Santo Entierro y la Virgen de los Dolores.

Se trata de uno de los acontecimientos más significativos de la barriada, ya que consideran un milagro. El hecho se remonta al 29 de mayo de 1983, día en el que se derrumbó la antigua iglesia, justo después de que cientos de personas asistieran a unas comuniones y donde afortunadamente no hubo que lamentar ningún herido.

Ese día, 52 niños que hacían la Primera Comunión, así como el resto de personas que llenaban la antigua parroquia de Guadiaro recién construida, no salían de su asombro al ver cómo la misma se venía abajo apenas unos minutos después de que todos abandonaran el templo.

En la barriada se recuerda esa efeméride como un gran milagro, ya que pese a lo aparatoso del derrumbe, no hubo que lamentar ningún herido, al producirse momentos después de que todos los asistentes salieran de la iglesia.

Ésta se acababa de construir, y ese día se desarrolló la Eucaristía con total normalidad, y cuando salió la última persona cayó el primer ladrillo y luego se derrumbó todo, quedando en pie tan sólo la Virgen y la luz encendida del Sagrario.

Como consecuencia del milagroso suceso de hace 39 años, y en el que nadie resultó herido, los ciudadanos de Guadiaro llevan todos los años por esas fechas en procesión a la Virgen de los Dolores por las calles de la barriada en agradecimiento. Tanto en 2020 como en 2021, sólo se ha llevado a cabo la Misa, debido a las restricciones de la pandemia por Covid.

Horasur

Deja un comentario