La hermandad de la Soledad de San Fernando abre su 275 aniversario

La hermandad de la Soledad de San Fernando ha dado inicio este sábado a la conmemoración de su 275 aniversario fundacional con una función de apertura que ha presidido Juan Enrique Sánchez Moreno, delegado episcopal de Hermandades y Cofradías, de la Diócesis de Cádiz y Ceuta.

La ceremonia, celebrada en la Iglesia Mayor Parroquial, ha reunido a hermanos, devotos y representantes de otras hermandades y cofradías en torno a los titulares de la veterana corporación de penitencia, la más antigua que existe en La Isla. La imagen de la Virgen de la Soledad, de modo extraordinario, ha presidido el altar mayor del templo y la del Cristo de la Redención se ha colocado también a los pies del presbiterio. 

Durante la función religiosa -que en un primer momento se había previsto que oficiara el cardenal Amigo Vallejo, fallecido el pasado miércoles- el delegado episcopal de Hermandades y Cofradías de la Diócesis ha aludido a esta importante efeméride cofrade que celebra San Fernando y ha pedido a los cofrades «que no reduzcan la fe al sentimentalismo» que rodea a las devociones populares. 

La ceremonia religiosa ha tenido también un momento especial, después de la homilía, cuando se ha procedido a la bendición del nuevo manto para la Virgen, que ha sido realizado por su camarista, María Ángeles Arce Cobos, con la colaboración de Francisca García Forero y bajo diseño de Juan I. Guerrero Pérez y Francisco Ghersi.

También, durante el acto la coral Logar de la Puente, que ha tenido a su cargo el acompañamiento musical, ha aprovechado para estrenar el himno del 275 aniversario, una adaptación de la Plegaria de Nuestra Señora de la Soledad que compusieran Juan Flores Benítez y Juan José García Sánchez realizada a órgano y coral por Francisco José González García.»Llegaste a esta tierra, cuando solo era eso tierra. Cuando no era villa, ni ciudad, cuando solo un castillo y unas cuantas casas, eran el germen de lo que hoy es nuestra querida ciudad. Llegaste a esta tierra, para sembrar una arraigada y profunda devoción mariana, que ha perdurado y aumentado a lo largo del tiempo. Hoy 30 de Abril, se cumplen doscientos setenta y cinco años de devoción soleana. Como figuran en esos antiguos grabados del viejo Castillo de San Romualdo, podemos proclamar de nuevo», ha recordado también la hermandad en el día en el que se conmemora su 275 aniversario. 

DiariodeCadiz

Deja un comentario