Jerez de la Frontera

Pablo Baena: “Lo más importante no es mi pregón sino recuperar la Semana Santa de siempre”

El consejo de la Unión de Hermandades dio a conocer ayer sábado la suspensión del pregón de la Semana Santa de Jerez en este año de 2021. Se da por tanto un paso más de cara a una Cuaresma que va a tener que privarse, por segundo año consecutivo, de uno de sus actos más importantes como es el del Villamarta el Domingo de Pasión.

Finalmente no habrá prosa ni verso que pronuncie Pablo Baena Rodríguez, nombrado pregonero de la Semana Santa de 2020 y de 2021. Ambos años, ya oficialmente, sin poder hacer su canto a la Semana Santa jerezana.

En el comunicado que daba a conocer el órgano con sede en Curtidores, se argumentaba esta circunstancia por la lógica situación sanitaria que “sigue azotando a nuestra sociedad”. Y entre líneas, adelantaba un escenario próximo al de este año de 2021 al afirmar que “las estaciones de penitencia a la Catedral no se llevarán a cabo del modo y manera acostumbrados”. Por lo tanto, no hay lugar para pregonar unos acontecimientos que, desgraciadamente, no se van a poder desarrollar.

El consejo, además, adelantaba en el mismo comunicado que “en su lugar se está trabajando en la celebración en el Teatro Villamarta, para este mismo día (Domingo de Pasión), de un acto lírico que ensalzará los misterios de Jesús y su Santísima Madre”. Una cita que, según palabras del propio presidente del consejo, Dionisio Díaz, “contará con la participación de cofrades que ya han sido pregoneros pero no para recordar sus pregones sino para que pronuncien algo inédito”. Además, también se contará con la colaboración del organista de la Catedral, Ángel Hortas Rodríguez-Pascual, y con la participación de la Banda Municipal de Música de Jerez.

Pregonero para el 2022

Además, Dionisio Díaz ha querido adelantar a este medio que “seguramente Pablo Baena Rodríguez será el pregonero del próximo año. Es de justicia que así sea y haremos todo lo posible para que ocupe dignamente el lugar que le corresponde el Domingo de Pasión del próximo año”. Díaz asegura que “si este consejo cede el testigo al que tenga que venir tras la Semana Santa, intentaremos que Pablo ya haya sido nombrado como pregonero para 2022”.

Con todo merecimiento, Baena, tarde o temprano, tendrá que dar su pregón. No sabemos si será el segundo o el tercero que tenga que escribir. Pero sí es cierto que el trago que está pasando este cofrade nacido en Bornos no es apetecible para nadie. Le ha tocado atravesar un duro desierto que, a buen seguro, tendrá un final. Y ese momento de cantar a la Semana Santa jerezana le recompensará.

Es el mismo pregonero el que ha querido comentar a este medio que “sigo estando sujeto a las circunstancias que hay. Yo acepté el encargo del pregón sin condiciones y por mi parte no ha habido ninguna exigencia. Así que solo puedo decir que me mantengo al servicio del consejo y a lo que ellos dictaminen. Se ha decidido suspenderlo y yo lo acepto sin ningún reparo”. Por otro lado, Baena afirma que “entiendo que el pregón es un honor y un servicio que se hace. El honor ya lo he tenido y el servicio como si lo hubiera cumplido”. En cuanto al ánimo del cofrade que también tiene corazón y sentimientos, Pablo es taxativo al afirmar que “anímicamente me siento triste pero no por dar o no dar el pregón, sino por la situación general que todos estamos viviendo. Pienso en muchas personas que se ganan la vida gracias a la Semana Santa, y esas sí que son auténticas damnificadas”. Por último, el pregonero deja un hueco para la esperanza anunciando que “recuperaremos la Semana Santa de siempre. Este año toca una Semana Santa para estar en los templos, pero viviremos la vigilia pascual donde sí que habrá pregón, que el más importante: el de la Resurrección del Señor”.

diariodejerez

Deja un comentario