Lea la noticia en Sevilla.org

La delegada del Distrito Triana, Encarnación Aguilar, ha asistido hoy, junto al presidente del Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla, Francisco Vélez, y el gerente de Puerto Triana, Juan Carlos Gómez Galiano, al acto de inauguración de la exposición ‘Restauración del patrimonio de las cofradías’, en la que se expone el techo de palio de la Virgen de la Palma de la Hermandad del Buen Fin, una obra que ha sido restaurada recientemente en el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH).

La muestra, organizada en Torre Sevilla por el Consejo de Hermandades y Cofradías de Sevilla en el marco del programa ‘Cuaresma en Sevilla’ con el patrocinio del Centro Comercial Torre Sevilla, se puede visitar hasta el próximo 4 de abril en horario de 10.00 a 18.00 horas, de lunes a sábado, y de 12.00 a 18.00 horas, los domingos. Al acto inaugural también han asistido el delegado de la Junta de Andalucía en Sevilla, Ricardo Sánchez; el Teniente Hermano Mayor del Buen Fin, Carlos Pérez Rodríguez; y el director del IAPH, Juan José Primo.

El palio de la Hermandad del Buen Fin es una obra diseñada por Ignacio Gómez Millán y realizada en el taller de bordados de José y Victoria Caro entre 1929 y 1930. La restauración del techo se ha desarrollado durante ocho meses y ha supuesto un importante avance en el conocimiento de esta obra textil, única tanto desde el punto de vista material y técnico, como histórico y artístico, al abordar su análisis y estudio desde una metodología científica. En este sentido, cabe destacar que ha sido la primera vez que se aplica la limpieza mediante técnica láser en piezas textiles en el IAPH, debido a las particulares patologías que presentaba la obra, lo que ha posibilitado la recuperación de su aspecto estético.

Como dato de interés, cabe resaltar que el palio de la Virgen de la Palma causó una gran sensación en su estreno en el año 1930, ya que el techo está inspirado en las azulejerías y ornamentos de los edificios regionalistas de la Exposición Iberoamericana de 1929. Está realizado sobre terciopelo azul con bordados en hilo metálico dorado y plateado y en el centro de la pieza destaca un óvalo rodeado de ángeles y una balaustrada para dar perspectiva a la escena bordada que representa la Cruz con un sudario como alegoría de la Sábana Santa, titular de la Hermandad. El conjunto posee indudables valores históricos y de autenticidad al ser una de las piezas textiles de la Semana Santa de Sevilla que se conserva sin modificaciones importantes desde que fue concebida.

Deja un comentario